Los relojes se atrasaron una hora esta pasada madrugada: a las 3.00 horas volvieron a ser las 2.00, en cumplimiento de la directiva europea del cambio de hora, que se aplica en todos los estados de la Unión.