Desde que falleciera su hijo, Aless, el pasado mes de mayo, Ana Obregón mantiene una lucha diaria por seguir viviendo con el dolor que toda pérdida de un hijo conlleva. A la actriz, que le ha costado salir de casa, se le está haciendo un mundo retomar una rutina tras la ausencia del joven Aless.Pero en ello está, y cinco meses después de la muerte de su hijo, Ana retoma poco a poco los buenos hábitos que mantenía antes de que la nueva normalidad trastocases todos nuestros planes en general y la muerte de Aless en particular.

La emotiva despedida de Ana Obregón y Alessandro Lequio a su hijo Alex

Un día antes de la festividad de todos los santos, -en la que los españoles, a pesar de estar invadidos por el espíritu de Halloween, de origen celta, y disfrazarnos como hacen en América, todavía recordamos a los que ya no están con nosotros visitandos sus lugares de descando que engalamos con flores e incluso los más puristas comen castañas con higos como manda la tradición-, Ana Obregón optó por pasar la mañana en el club de golf, el que parece haberse convertido en su refugio en estos difíciles momentos. De él la vimos salir con semblante serio para dirigirse a su casa.