Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Festival de Cine de Gijón, desde el sofá

Los títulos de la sección oficial se verán a través de Filmin y el resto por Festhome, con bonos un 40 por ciento más baratos que el último año

El Festival de Cine de Gijón, desde el sofá

El Festival de Cine de Gijón, desde el sofá

El Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX), que se celebrará desde el próximo viernes 20 hasta el sábado 28, será online a causa de las restricciones sanitarias por la pandemia del covid pero quiere llegar al menos hasta los 55.000 espectadores que el año pasado acudieron a las salas para ver su programación. La quincuagésima octava edición de la principal cita cinematográfica del Principado será obligadamente especial; “responsablemente” distinta, como afirman sus organizadores. Los aficionados podrán ver desde su casa los ochenta títulos programados. Y lo podrán hacer a través del nuevo portal de la cita: FICX.TV. Los precios serán más bajos que en el clásico formato presencial.

No será lo mismo, es evidente, pero los aficionados podrán ver al menos la programación íntegra de uno de los cinco grandes festivales españoles. La oferta cinematográfica seleccionada para 2020 se organiza de otro modo, con una propuesta que plantea hasta tres secciones en competición oficial: “Retueyos”, “Albar” y “Tierres en trance”. Unos treinta títulos que disputarán los principales premios del FICX. Y una mayor atención al cine iberoamericano, apuesta del programador del festival, Fran Gayo, que vuelve a Gijón después de once años. Ocupó ya el mismo puesto en 1997 y 2009, en la época de José Luis Cienfuegos al frente del FICX.

En esta quincuagésima octava edición hay, una vez más, una importante apuesta por el cine que se hace en Asturias. Están programados hasta un total de veinte títulos. Hay mucha curiosidad por ver la nueva película de Ramón Lluis Bande, el realizador más destacado hasta la fecha del llamado “Nuevo Cine Asturiano”. Premiado ya en la sección oficial del año pasado, presenta en esta edición, en la selección de “Albar”, “Vaca mugiendo entre ruinas”. Y están además, entre otros, Celia Viada Caso (“La calle del agua”, en “Tierres en trance”) y Tito Montero (“Los ladrillos”, en la sección oficial de cortos. Y más nombres: Manuel García Postigo (“Siberia”), Ángeles Muñiz Cachón (“Moru”), Alberto Vázquez García (“Vicente García Riestra. Guardían de memoria. Una historia de Buchenwald”) y David Castro (“Lengua nativa”).

En el portal FICX.TV estará toda la programación, las películas y las respectivas secciones en que se encuadran. El visionado, que es sólo para territorio español, se puede hacer a través de las dos plataformas que colaboran con el festival: Filmin para la sección oficial (“Retueyos”, “Albar” y “Tierres en trance”) y Festhome para el resto de las secciones, incluida “Enfants Terribles”.

Según explicó ayer el equipo que dirige Alejandro Díaz Castaño, quienes quieran disfrutar del programa completo de esta quincuagésima octava edición del FICX pueden abonarse a ambas plataformas por un total de 30 euros. “Este precio es un cuarenta por ciento menos que el coste habitual del abono completo al festival presencial”, explicaron. En este formato online y con el abono de esos 30 euros se pueden ver hasta 62 películas, 20 más que en la edición del año pasado.

Con el bono FICX para Filmin, que cuesta 15 euros y con el que también se dan dos meses de suscripción a la citada plataforma, cuesta 15 euros. “En esta modalidad, todas las películas del festival estarán disponibles durante el calendario de emisión publicado por FICX.TV”, explicaron ayer desde la dirección del certamen. Sólo hay una excepción a esta norma, la de la película de inauguración de la cita, que tiene un precio adicional de 3,95 euros. Este es el coste que tendrán, asimismo, los visionados de títulos individuales para aquellos que no deseen sacar un bono para toda la programación de la sección oficial.

El resto de las secciones, es decir, “Enfants terribles”, “Esbilla”, “Cortometrajes”, “Asturies curtumetraxes” y “Foco” estarán disponibles en la plataforma Festhome. El bono para este otro segundo canal de visionado de la programación del FICX es de 15 euros y da derecho a a ver todas las películas de esas secciones. Los largometrajes sueltos con una duración menor de 50 minutos tienen un coste -al igual que los visionados a través de Filmin- de 3,95 euros, y el de los cortos, de 0,95 euros.

“Un festival online completo y trabajado que permitirá que el público disfrute en sus hogares de una mimada selección del mejor cine independiente contemporáneo de estreno y que acceda a encuentros con creadores, debates y otras actividades complementarias”, explicaron ayer desde la dirección del FICX

La decisión de celebrar esta quincuagésima octava edición se tomó tras “asumir las recomendaciones de las autoridades”, insistieron los responsables del festival. Y dijeron aún más: “Creemos que la responsabilidad y la solidaridad son fundamentales para ayudar a reducir el impacto de la pandemia en la salud de la ciudadanía”.

La dirección del FICX intentó programar una edición híbrida, a caballo entre las proyecciones y presentaciones con público en sala y el formato online. Los graves datos que ofrece en Asturias, y más concretamente en Gijón, la evolución de la pandemia por coronavirus han obligado a revisar todo el planteamiento por el cierre de cines y teatros. El festival quiere insistir en su tradicional perfil de gran cita española del cine independiente y de nuevos lenguajes.

Noche en París

El Festival de Cine de Gijón, desde el sofá

El Festival de Cine de Gijón, desde el sofá

Estamos en una caluroso noche de verano en París. Félix conoce a una tal Alma. Se entienden y acaban durmiendo juntos en un parque, pero al despertar Alma se marcha a pasar el verano con su familia al sur de Francia. Es parte de la sinopsis de “À l’abordage”, la película de Guillaume Brac que ha elegido el festival gijonés para la inauguración oficial del certamen.

El Consejo Soberano

El Festival de Cine de Gijón, desde el sofá

El Festival de Cine de Gijón, desde el sofá

El gijonés Ramón Lluís Bande vuelve a la sección oficial del FICX, donde triunfó el año pasado con “Cantares de una revolución”, para estrenar su último filme: “Vaca mugiendo entre ruinas”. Noventa minutos en los que el realizador trata de reconstruir los días del Consejo Soberano de Asturias y León en los días de la Guerra Civil. Cine pegado a la memoria y el territorio.

De Benjamina Miyar

El Festival de Cine de Gijón, desde el sofá

El Festival de Cine de Gijón, desde el sofá

Otra obra que comparte premisas con la escuela en construcción denominada “Nuevo Cine Asturiano”. Celia Viada Caso logró una de las ayudas de Laboral Cinemateca para hacer “La calle del Agua”, que compite también en una de las tres secciones oficiales del FICX. La realizadora habla de la vida poco común de Benjamina Miyar al pie de los Picos de Europa.

Hasta Chicago

El Festival de Cine de Gijón, desde el sofá

El Festival de Cine de Gijón, desde el sofá

Otro asturiano en competición oficial, Tito Montero, que ha sido seleccionado en la sección de cortometrajes por “Los ladrillos”. Después de “Un fantasma recorre (...)”, el realizador y periodista sigue ahora los pasos de Eduardo Galeano hasta Chicago. Un posible recorrido hasta los “Mártires de Haymarket”, símbolo mundial de la lucha obrera.

Guillaume Brac inaugurará el certamen el próximo día 20 con su esperada “À l’abordage!”

El cineasta francés Guillaume Brac (París, 1977) es el realizador elegido por la dirección del Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX) para inaugurar, el próximo día 20, el certamen asturiano. Será con su película “À l’abordage!” (“¡Al abordaje!”), con la que estuvo en la última edición del Festival de Berlín. La proyección es estreno en España. A Guillaume Brac, que ha cosechado muy buenas críticas en sus participaciones en el Festival de Locarno, ha levantado a lo largo de la última década una breve pero muy elogiada filmografía compuesta por títulos como “Tonnerre”, “Contes de juillet” o el documental “La isla del tesoro”. En 2014 fue nominado al premio Louis Delluc al mejor director por su debut con “Tonnerre”. “Á l’abordage” fue galardonada con una mención especial del jurado internacional (Fipresci) en el último Festival de Berlín. El regreso de Fran Gayo al certamen gijonés ha supuesto una mayor apertura del foco del FICX hacia Iberoamérica. El programador lleva años trabajando en el Bafici de Buenos Aires, considerado el festival más importante de cine independiente de América Latina. Su conocimiento de las nuevas propuestas en español y portugués del otro lado del Atlántico es exhaustiva. La cita gijonesa presenta así este año como una de sus novedades la sección “Tierres en trance”, donde se han programado diez títulos que compiten en sección oficial: desde “Transoceánicas”, de Meritxell Colell y Lucía Vasallo, a “Breve miragem de sol”, de Ery Rocha. Cine coproducido desde España, Argentina, Brasil, Colombia, Venezuela o México.

Compartir el artículo

stats