Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crítica / Cine

La efímera independencia de Asturias

Bande da cierta continuidad a “Cantares de una revolución” en “Vaca mugiendo entre ruinas”, riguroso acercamiento a la figura de Belarmino Tomás

Las dudas de un gobierno. El agobio de la guerra. Las contradicciones mientras el enemigo está a las puertas. Ramón Lluis Bande da cierta continuidad a “Cantares de una revolución”, vuelve a tirar de la voz de Nacho Vegas como narrador, e intenta mostrar las interioridades de una Asturias que un día se declaró independiente. La corta vida del Consejo Soberano de Asturias y León, presidido por Belarmino Tomás en plena Guerra Civil, lo aborda el documental “Vaca mugiendo entre ruinas” siempre desde el prisma del socialista. Consigue su objetivo. La película, a través de imágenes históricas y con un profundo trabajo de documentación a lo largo de cuatro años, aporta innumerables detalles de las decisiones, interioridades y dudas de ese Consejo, formado a la desesperada el 24 de agosto de 1937 ante el avance de las tropas de Franco, cuando Asturias era ya prácticamente el último reducto republicano en el Norte. Un gobierno que llegó incluso a acuñar moneda propia, “los belarminos”, y cuya formación no hizo ninguna gracia en el bando republicano. “El Gobiernín”, lo tildó de forma burlona Azaña. No se abordan esos detalles externos en el documental de Bande, que se centra siempre en el punto de vista de Belarmino Tomás, por el que toma claramente partido reivindicando su figura.

Narra el documental con rigor histórico cómo decae el ánimo en las tropas republicanas asturianas con el paso de los días y se vale para ello de los discursos de Belarmino y de los telegramas enviados desde Asturias al gobierno republicano. El Consejo independiente se sentía injustamente tratado por Negrín y Azaña. La sensación de soledad acompañó al “gobiernín” hasta el final. “Asturias defendió sola, como pudo, su territorio y cayó por agotamiento”, dice uno de los últimos escritos enviados por el Consejo de Belarmino Tomás.

Compartir el artículo

stats