La Sociedad de Médicos de Familia de España considera que es “muy difícil”, o imposible con los recursos actuales, dispensar la vacuna del covid-19 en los centros de salud, tal y como ayer anunció el Gobierno, que aspira a inmunizar a una parte sustancial de la población española en el primer semestre del año que viene. El plan se aplicará en todo el territorio y tendrá como clave la red de Atención Primaria, conformada por 13.000 puntos de vacunación. La vacunación será gratuita y voluntaria.

La estrategia que presentó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, designa a los primeros cuatro grupos que serán vacunados. Por este orden serán: los residentes y el personal sanitario y sociosanitario de las residencias de mayores y de personas con discapacidad; los profesionales sanitarios de primera línea; el resto del personal sanitario y sociosanitario; y las personas que requieran grandes medidas de apoyo para realizar su vida (grandes dependientes) pero no estén ingresados en ningún centro.

La vacunación empezará a partir enero, que es cuando el Gobierno espera recibir “las primeras dosis”, según ha explicó el ministro Salvador Illa en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Los cuatro grupos suponen 2,5 millones de personas y la previsión es que sean inmunizados antes de primeros de marzo, informa Manuel VILASERÓ y Patricia MARTÍN.

Los médicos de familia no son tan optimistas. “Hay que ser prudentes. Aplicar una vacuna nueva, que consta de dos dosis y que se dirige a la población general, incluyendo colectivos muy vulnerables, es un asunto muy complejo”, explicó ayer Salvador Tranche, médico de familia del centro de salud del Cristo (Oviedo) y presidente de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC), que aglutina a unos 20.000 facultativos.

El doctor Tranche subrayó las “dificultades logísticas” que implica la distribución y aplicación de unas vacunas que han de ser conservadas a temperaturas muy bajas. “Esas neveras no las tenemos”, señaló. Por otro lado, incidió en la necesidad de “refuerzos de personal muy considerables” para atender a varios millones de personas en pocos meses. “Además, son pacientes que necesitan moverse por circuitos limpios, sin covid, y crear esos circuitos requiere una organización muy compleja”, precisó el médico ovetense.

En dieciocho grupos

El ministro Illa no precisó ayer cuáles son, además de los cuatro grupos de riesgo prioritarios, el resto de grupos poblacionales hasta los 18 que define la estrategia. No obstante, sí indicó que recibirán la vacuna en dos fases. La primera irá desde marzo a julio y la segunda tampoco la especificó el ministro pero, como máximo, se prolongará hasta finales de año. Al cierre del 2021 estará inmunizada toda la población que voluntariamiente se haya prestado a ello. “Esperamos que sea un porcentaje muy alto”, indicó Illa. “La priorización de los grupos se ha establecido en función de cuatro tipos de riesgo: el de mortalidad, el de exposición a la enfermedad, el de impacto socioeconómico y el de transmisión de la enfermedad”, detalló el titular de Sanidad. El plan de vacunación ha sido diseñado por un grupo de expertos con participación de ocho comunidades autónomas, representantes de sociedades científicas, dos miembros del comité de bioética, personal del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, del Instituto de Salud Carlos III, un sociólogo y varios matemáticos.

Situación hospitalaria por comunidades.

Siete vacunas

Europa ha alcanzado acuerdos para disponer de seis vacunas y está a punto de cerrar el séptimo. En virtud de estos contratos España espera recibir 140 millones de dosis que servirán para inmunizar a 80 millones de personas, dado que la mayoría requieren doble dosis. Como en el país vive menos gente, se hará un “esfuerzo de solidaridad” para que otros países puedan también disponer de vacuna, según el ministro de Sanidad.

España vacunará de covid-19 en enero a los ancianos de las residencias y a los sanitarios, según ha anunciado el ministro Salvador Illa. Además, se han establecido 18 grupos poblacionales en base a cuatro criterios, según las líneas maestras del plan de vacunación contra el coronavirus, en el que han participado ocho autonomías.

Sanidad espera contar con hasta 140 millones de dosis para hacer frente al coronavirus, correspondientes al acuerdo de compra anticipada de la Unión Europea, lo que permitiría unos 80 millones de inmunizaciones y garantizaría la cobertura nacional.

Aunque la tasa de contagios va reduciéndose en toda España, las muertes por coronavirus siguen al alza. Ayer martes se registraron 537 muertos por covid-19, el peor dato de la segunda ola de coronavirus. Con este récord negativo registrado por el Ministerio de Sanidad, la cifra global de muertos por coronavirus en España se eleva a las 43.668 personas.

Además, las autonomías informaron al departamento que dirige Salvador Illa de 12.228 casos, de los que 4.584 fueron diagnosticados en las últimas 24 horas, elevándose la cifra global de personas infectadas por coronavirus a las 1.594.844.

La tasa media actual de contagios en España en los últimos 14 días se sitúa en los 362,35 casos por cada 100.000 habitantes.

Actualmente hay 16.701 pacientes ingresados en toda España y 2.853 en una UCI, si bien en las últimas 24 horas se produjeron 1.461 ingresos y 2.092 altas. Además, en la última semana 3.551 personas han ingresado en un hospital como consecuencia de la infección provocada por el contagio del coronavirus y 286 en una UCI. La tasa de ocupación de camas ocupadas por coronavirus se sitúa actualmente en el 13,43% y en las UCI en el 29,06%.

Las claves del programa

  1. Grupos prioritarios. Los primeros en vacunarse serán los residentes, sanitarios de geriátricos y centros de discapacitados, el resto de sanitarios y grandes dependientes.
  2. Tres periodos de tiempo. Sanidad establece tres etapas: una inicial muy limitada entre enero y marzo, una segunda hasta junio y una tercera en la que se vacunará de forma generalizada.
  3. 13.000 puntos de vacunacion. Los 13.000 puntos de vacunación estarán en los centros de salud. Cada año se vacuna en España para la gripe a más de 14 millones de personas.
  4. Diseñado con expertos de las CC AA. La estrategia única de vacunación se ha diseñado con un grupo de expertos multidisciplinar en el que se incluyen técnicos de 8 comunidades autónomas.
  5. Acceso universal y equitativo. El Sistema Nacional de Salud en España facilitará el acceso equitativo a la vacunación al que tendrán acceso todos sus usuarios de forma gratuita.
  6. Seguimiento y evaluación. Habrá un sistema de información y registro para el seguimiento y evaluación de la vacunación, según el plan presentado ayer por el Gobierno
  7. Vacunas adquiridas por la CE. La UE ha cerrado contratos con cinco farmacéuticas para adquirir por adelantado de 1.225 millones de dosis. A España le corresponde un 10% de esas cantidades.
  8. Administración no obligatoria. La aplicación del nuevo fármaco será siempre voluntaria. Sanidad tiene por delante el reto de tratar de seducir al 53% de españoles reticentes a vacunarse.