La artista Marina Vargas (Granada, 1980) debutará en Asturias con su exposición “El cuerpo del amor”, la primera en los dos últimos años, que se inaugurará el próximo viernes, día 4, en la galería Gema Llamazares, en Gijón. “En la muestra se reconoce el lenguaje plástico y la influencia de su mirada comprometida feminista, que la hacen única”, valora la galerista.

La segunda ola de la pandemia del coronavirus ha ido retrasando el debut en la región de Marina Vargas, considerada por muchos como “una grandiosa artista figurativa”.

Después de varios cambios de agenda, finalmente la granadina llegará este jueves a Gijón para completar la exposición, que se inaugura al día siguiente, aprovechando la reapertura de la galería.

La exposición, que estará comisariada por Óscar Alonso Molina, pone de relieve el estilo barroco y la sensualidad de la artista, que acostumbra “a centrarse en la iconografía clásica, lo sagrado, la mitología, creando unas réplicas realizadas en formatos monumentales bajo una mirada comprometida feminista”. “Marina es un referente para varias generaciones de artistas y coleccionistas, su nombre ya se escribe en letras mayúsculas”, describe Gema Llamazares, recientemente nombrada como “Mejor Mujer Empresaria” por Gijón Impulsa. “Estamos ante una grandísima exposición”, promete.