En plena pandemia por el coronavirus es imprescindible no olvidarse de otros microorganismos que producen enfermedades que también han puesto en jaque a la sociedad. Es el caso del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), el sida. Hoy se celebra el Día Mundial de la Lucha Contra el Sida, bajo el lema “Solidaridad mundial, responsabilidad compartida”, en referencia a una enfermedad de la que el año pasado se contagiaron un total de 59 personas en Asturias. Son once menos que el año anterior. La tasa de infección se situó en 5,8 casos por cien mil habitantes. Además, en 2019 recibieron tratamiento por esta enfermedad en el Principado un total de 2.654 personas.

Del total de nuevas infecciones, el 84,7 por ciento se produjeron por transmisión sexual y el 3,4 por ciento por vía endovenosa. En el 11,9 por ciento de los casos se desconocen los motivos que provocaron el contagio.

Por sexos, la gran mayoría corresponde a hombres, con un 83 por ciento de las infecciones frente al 17 por ciento de mujeres. La media de edad de las personas contagiadas el año pasado se sitúa en 43 años y el grupo de población más perjudicado por las nuevas infecciones está formado por varones de 25 a 54 años.

En 2019 se realizaron 41.027 pruebas de VIH en los laboratorios de la red sanitaria pública asturiana, 445 test rápidos en farmacias y 381 más en la asociación comité antisida de Asturias.

El método de prevención más eficaz sigue siendo el uso del preservativo, especialmente en prácticas de riesgo. El Principado repartió el año pasado más de 335.000 preservativos masculinos y 5.000 femeninos.

Uno de los objetivos es mejorar el la diagnosis. Seis de cada diez nuevas infecciones por el virus de inmunodeficiencia humana se diagnostican de manera tardía. Con motivo del Día Mundial del Sida, las autoridades sanitarias subrayan la importancia de la detección precoz, por los beneficios que aporta para la propia salud y la protección de la ciudadanía, al reducir la transmisión y los costes del tratamiento y de los cuidados.

Asturias se suma a la conmemoración. En Oviedo, la concejalía de Juventud, a través del plan municipal sobre drogas ha impulsado una campaña de información y sensibilización. Hasta el próximo viernes, en las redes sociales del ayuntamiento se recomendarán libros relacionados con esta enfermedad. Además se colocará un lazo rojo en la fachada del edificio consistorial. El teatro Campoamor se iluminará hoy de rojo.

En Gijón, la barandilla del muro de la playa de San Lorenzo se llenará hoy de lazos rojos, una acción que sustituirá a la tradicional cadena humana debido a las restricciones por la pandemia. Gijón también utilizará las redes sociales municipales para visibilizar la lucha contra la enfermedad.