“Madama Butterfly”, el tercer título de la LXXIII temporada de la Ópera de Oviedo, se estrena esta tarde en el Teatro Campoamor a las 19 horas, después de haber sufrido varias modificaciones desde la fecha inicial de estreno, que estaba prevista inicialmente para el 9 de noviembre. Las sucesivas funciones se alternarán con las representaciones de la ópera “Fidelio”, estrenada el pasado día 10. Asimismo todas las funciones restantes comenzarán a las 19 horas, tanto en “Madama Butterfly” como en “Fidelio”.

El calendario de los dos títulos para el mes de diciembre con las últimas modificaciones sería el siguiente:

–Sábado 12: “Madama Butterfly”, cuarta función, 19 horas.

–Domingo 13: “Fidelio”, segunda función, 19 horas.

–Lunes 14: “Madama Butterfly”, segunda función, 19 horas.

–Miércoles 16: “Fidelio”, tercera función, 19 horas.

–Jueves 17: “Madama Butterfly”, tercera función, 19 horas.

–Viernes 18: “Madama Butterfly”. Viernes de ópera, 19 horas.

–Sábado 19: “Fidelio”, cuarta función, 19 horas.

–Domingo 20: “Madama Butterfly”, première, 19 horas.

–Lunes 21: “Madama Butterfly”, primera función, 19 h.

Bomba emocional en Nagasaki

Bomba emocional en Nagasaki

La duración del estreno esta noche de “Madama Butterfly” podría interferir con el toque de queda impuesto por el Principado de Asturias a partir de las 22 horas, pero la delegación del gobierno ha confirmado a la Ópera de Oviedo que presentar la entrada o el abono de la función servirá como justificante para quienes se desplacen al término de la representación.

La ópera

La propuesta de Joan Anton Rechi busca dejar atrás la tradición del melodrama italiano y centrarse en la tragedia de la pobre Butterfly. Para ello, ha ahondado en la etapa más oscura de la ciudad de Nagasaki enlazándola con la Segunda Guerra Mundial. De esta forma, Rechi busca extender la tragedia de la protagonista a todo un pueblo. Su Butterfly, lejos ya del cobijo de su casa, se sitúa en un ambiente hostil, que potencia aún más la vulnerabilidad del personaje más frágil de Puccini. En esta producción el primer acto transcurre en el consulado estadounidense en Nagasaki, el lugar donde se celebra la boda con Pinkerton, una boda en cuya validez solo cree ella. De ahí que vuelva al consulado a esperar el regreso de Pinkerton.

Giacomo Puccini

Es el segundo compositor más representado en los teatros de ópera de todo el mundo, solo por detrás de Verdi, por delante de Mozart y Rossini. “Madama Butterfly” fue la última ópera en colaboración con los libretistas Luigi Illica y Giuseppe Giacosa, después de los éxitos de “Manon Lescaut”, “La bohème” y “Tosca”. Para muchos sigue siendo el último gran clásico de los operistas italianos. Su estilo verista, es el más sensible a incorporar recursos foráneos sin renunciar por ello a la tradición del melodismo italiano.

Ainhoa Arteta | Soprano

Veterana de la temporada ovetense, su última participación en la ópera Andrea Chénier fue un éxito. Ganadora de los concursos Metropolitan Opera National Council Auditions y Operalia. Su carrera la ha llevado a actuar en los teatros más importantes de todo el mundo, como el Metropolitan de Nueva York, el Covent Garden de Londres, la Scala o la Bayerische Staatsoper, entre otros. Las heroínas de Puccini, Mimì, Manon Lescaut, Turandot… han tenido un lugar destacado en el repertorio interpretado por Arteta. 

Bomba emocional en Nagasaki

Bomba emocional en Nagasaki

Jorge de León | Tenor

El personaje de Suzuki es su debut en la temporada de la Ópera de Oviedo. Ganador del Concurso Julián Gayarre y del IV Concurso Villa de Albarán. El repertorio Verista de Puccini, Giordano, Mascagni y Leoncavallo, destaca en su trayectoria artística, al interpretar títulos como “Tosca”, “Madama Butterfly”, “Andrea Chénier” o “Pagliacci”. También ha trabajado con frecuencia la ópera de Verdi y el repertorio de zarzuela. 

Bomba emocional en Nagasaki

Bomba emocional en Nagasaki

Nozomi Kato | Mezzosoprano

Se graduó en canto lírico por la Universidad de la Artes de Tokio en 2010 y después se traslada al Conservatorio Arrigo Boito de Parma. Sus compromisos más recientes pasan por actuar en el Teatro Regio de Parma, el Palau de les Arts de Valencia, la ABAO, entre otras en Italia y en Japón. 

Bomba emocional en Nagasaki

Bomba emocional en Nagasaki

Damián del Castillo

Ha cantado en el Teatro de la Maestranza de Sevilla y el Teatro São Carlos de Lisboa. Desarrolla una actividad importante en el repertorio de zarzuela con títulos como “El juramento”, “La verbena de la Paloma”, “Marina”. Ha debutado el rol de Sharpless, el mismo que interpreta en esta producción operística ovetense, en el Liceu de Barcelona. Interpretó el personaje de Fernán Gómez en el estreno mundial de la ópera “Fuenteovejuna” que se llevó a cabo en el teatro Campoamor.  

Bomba emocional en Nagasaki

Bomba emocional en Nagasaki

ARGUMENTO

-Goro, casamentero en Nagasaki, enseña a Pinkerton la casa en la que acaba de comprar para vivir junto a su prometida, Cio-Cio-San. Ambos se mofan de la nula validez del contrato de matrimonio. Sharpless le pide que no dañe a la joven geisha. Ambos brindan por el futuro junto a una verdadera esposa en Estados Unidos. 

-Butterfly llega exultante a la boda, mientras Pinkerton se burla de los asistentes y familiares de su esposa. Entre las pocas pertenencias que trae consigo, Butterfly le enseña a Pinkerton el puñal con el que se suicidó su padre. También revela que, a espaldas de su familia, ha decidido abandonar su religión, lo que desata la ira de su tío.

-Después de tres años desde que Pinkerton se marchase, Suzuki y Cio-Cio-San reza mientras esperan su vuelta junto a su hijo. Cuando llegan Coro y Sharpless, esta última les pregunta ingenuamente sobre cuándo anidan los petirrojos en América, a lo que el cónsul no sabe qué responder. Aparece entonces el príncipe Yamadori, que quiere casarse con Cio-Cio-San.

-Cuando el Abraham Lincoln, el barco de Pinkerton se avecina, Sharpless intenta decirle a Cio-Cio-San que él no tiene intención de verla, pero no se atreve e intenta que acepte la propuesta de Yamadori. Ella, corre a buscar a su hijo y les dice a todo que le han mentido sobre el falso amor de Pinkerton.

-Butterfly no puede conciliar el sueño. Finalmente Pinkerton llega junto a Sharpless y Suzuki insiste en saber la identidad de la mujer que les acompaña, la esposa de Pinkerton. Butterfly le desea lo mejor a Kate y a Pinkerton, y está dispuesta a entregarles a su hijo. Tras cubrirle de besos termina por suicidarse con el puñal de su padre.