La destacada activista defensora de los derechos humanos saudí Loujain al Hathloul, detenida en mayo de 2018, ha sido condenada en primera instancia por un tribunal de Arabia Saudí a cinco años y ocho meses de cárcel.

El Tribunal de Sanciones de Riad condenó a la activista por “servir a una agenda externa al reino usando internet (...) con el fin de perjudicar el sistema público, además de colaborar con un número de personas y entes que cometieron actos criminales de acuerdo con la ley de terrorismo”, según el periódico saudí “Okaz”.

De acuerdo con la web de ese medio, la pena de cinco años y ocho meses se aplicará desde la fecha de su detención en mayo de 2018, además de que se le descontarán dos años y diez meses de prisión al “tener en consideración el estado” de la activista.

El juez, que pronunció la sentencia durante una sesión a la que tuvieron acceso los medios locales, dijo que dicha suspensión “se considerará nula en el caso de que la procesada cometa cualquier crimen en los próximos tres años”, según Okaz.

Asimismo, el juez informó al fiscal general del reino y a la activista que pueden apelar la sentencia en un periodo legal de 30 días a partir de hoy. También pueden mostrar sus objeciones, ya sea apelando o pidiendo especificaciones durante el mismo periodo.