Los músicos de la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias (OSPA) han guardado esta mañana un minuto de silencio por el fallecimiento de Inmaculada Quintanal Sánchez, quien fuera gerente de la orquesta durante diez años.

La OSPA ha parado durante un minuto el ensayo del concierto que ofrecerá mañana a las 20.00 horas en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo con Juan Barahona (piano) y Christoph Gedschold como director.

María Inmaculada Quintanal Sánchez, nacida en La Felguera en 1940 pero afincada en Oviedo, fue catedrática de Musicología de la Universidad de Oviedo. En 1993 se hizo cargo de la gerencia de la Sinfónica de Asturias. Siempre explicó que a dicho cargo le llevaron las circunstancias, no un deseo de dejar la docencia. Su objetivo, explicaba, era darle estabilidad a la orquesta y ponerla en el lugar que le correspondía ante el público, en un momento en que no tenía tan definido su espacio dentro del amplio panorama musical de la región.