Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los expertos defienden revocar Santullano para preservar las pinturas

Los muros exteriores del templo prerrománico estuvieron cubiertos de una carga de estuco desde su construcción hasta principios del siglo XX

Estado actual de San Julián de los Prados. | Luisma Murias

Estado actual de San Julián de los Prados. | Luisma Murias

El Principado quiere retomar el proyecto de revocar los muros exteriores de San Julián de los Prados para preservar las pinturas interiores del templo prerrománico y los expertos lo aplauden aunque piden cautela, prudencia y que el trabajo sea ejecutado por especialistas.

El restaurador Jesús Puras lleva pidiéndolo “por activa y por pasiva” desde 1996, cuando, por encargo de la Consejería de Cultura, elaboró un informe “en el que una de las principales conclusiones era que había que revocar antes de intervenir sobre las pinturas”. No se hizo “porque no había rentabilidad política”, explica el restaurador. El Principado no se atrevió por el miedo a la reacción de la sociedad. Temen que no se entienda tapar la piedra de Santullano cuando en realidad es su estado original, ya que el estuco exterior se retiró en 1914 y aún hay zonas en las que permanece algún resto.

“He pedido esta actuación por activa y por pasiva, es urgente para preservar las pinturas”

Jesús Puras - Restaurador

decoration

Jesús Puras defiende que “hay razones y argumentos de sobra para el enlucido”. En su opinión, la solución para preservar las pinturas interiores del templo “es aplicar una carga de cal y mortero”. “Debería hacerse de inmediato”, afirma. Eso sí, antes, aclara, hay que actuar sobre la fachada, que se está deteriorando, y sanearla y lavarla para retirar la sal que se genera por procesos químicos al disolverse la argamasa y convertir el carbonato cálcico en sulfato cálcico. “Muchas de esas sales están en el interior del muro y al secar las humedades de dentro hacia afuera se depositan en las pinturas”.

Puras lo hizo saber ya en 1996 en un informe del que solo se ejecutaron algunas partes. Lo poco que se ejecutó fue gracias a Ignacio Alonso, que se acaba de jubilar como director del Museo Arqueológico y que estaba entonces al frente de Patrimonio en la Consejería de Cultura.

“Santullano estaba enlucido desde su origen, la piedra vista era solo para las cuadras”

Ignacio Alonso - Exdirector del Arqueológico

decoration

Alonso coincide con Puras en que la solución para mantener las pinturas pasa por devolver los muros exteriores a su estado original. “Tenemos constancia de que el templo estaba enlucido, incluso pintado”, explica Alonso. “Sabemos que ese enfoscado funciona bien, porque funcionó durante siglos, hasta que se retiró a principios del XX”.

Ignacio Alonso pide prudencia porque se trata de “un acto de muchísima responsabilidad”. Además, subraya la dificultad de trasladar la idoneidad de la actuación a la opinión pública, que está acostumbrada a otra imagen del templo. “Tenemos asumida una imagen romántica de la mampostería, la piedra vista, como algo análogo a antigüedad cuando la realidad es que la piedra vista era solo para cuadras y edificaciones auxiliares.

“Acabar con las humedades está bien, pero pedimos más para el Prerrománico”

José Luis Costillas - Concejal de Cultura de Oviedo

decoration

Por su parte, el Ayuntamiento de Oviedo acogió de buen grado el anuncio del Principado de invertir en el Prerrománico ovetense. El concejal de Cultura, José Luis Costillas (Cs), afirmó ayer que “ya era hora de que el Gobierno del Principado mirase para el Prerrománico, que siempre ha sido el gran olvidado por parte del Ejecutivo autonómico, en detrimento de otros equipamientos como la Laboral en Gijón”. “Acabar con las humedades es un primer paso, pero desde Oviedo seguiremos exigiendo al Gobierno que el compromiso presupuestario se lleve a efecto este año y que repercuta en los proyectos que necesita el Prerrománico ovetense”, señaló

Compartir el artículo

stats