Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tomasín se convierte en un romance

Ruma Barbero, letrista y músico del grupo folk “¿Aú?”, narra en una canción al modo tradicional el crimen de la Llaneza de hace diez años

Tomás Rodríguez, “Tomasín”, rodeado de guardias civiles, entra en el Juzgado de Tineo entre aplausos de los vecinos. | Pepe Rodríguez

Tomás Rodríguez, “Tomasín”, rodeado de guardias civiles, entra en el Juzgado de Tineo entre aplausos de los vecinos. | Pepe Rodríguez

“Romance compuesto al estilo tradicional que cuenta unos hechos protagonizados por el denominado por la prensa ‘Rambo de Tineo’, ocurridos en ese concejo en 2011”. Así presenta el grupo de folk “¿Aú?” su canción “Tomasín”, escrita por Ruma Barbero, quien también forma parte de “Felpeyu” y “Caldo y Os Rabizos”. Tomás Rodríguez Villar, Tomasín, asesinó en septiembre 2011 a su hermano Manuel en La Llaneza, Tineo. Estuvo dos meses fugado y perseguido por la Guardia Civil. Durante ese tiempo, su escapada se hizo famosa en Asturias.

La canción, que el grupo ya tocaba en directo, acaba de publicarse en internet. “La idea era haber sacado en marzo un libro-disco con ilustraciones de cada cantar”, explica Barbero desde Canarias, donde trabaja como profesor. La pandemia rompió los planes y el romance de Tomasín quedó escondido hasta ahora.

“Aunque fue hace diez años, a estos hechos se les puede dar un tratamiento a la antigua”, explica Barbero. Hacía tiempo que “tenía ganas de escribir un romance sobre temática moderna”. Y entonces pensó en Tomasín. “La historia encaja a la perfección en esa criminalística de la Edad Media que se mantuvo hasta el siglo XIX”, explica el compositor.

Barbero escribió primero la letra del romance (que se reproduce en esta página) y a partir de ahí surgió la música. La idea era enmarcar la vivencia de Tomasín en la tradición literaria, y ahí destaca la épica del personaje, ese antihéroe, pero también la tradición del mayorazgo en esta parte de Asturias y que privaba al hermano menor de los bienes familiares en beneficio del primogénito. En el caso de Tomasín, se suma el menosprecio por parte de su hermano, explica Barbero.

El compositor quería también reflejar esa otra Asturias. Sobre la base de que “hay muchos asturianos que no salen de la ‘Y’ y de las Cuencas, como mucho un día a la playa o a Covadonga”, Barbero quería mostrar que “a nada que te mueves hay concejos despoblados, y en el occidente y suroccidente asturiano sigue habiendo esa antigüedad que es para bien en la mayor parte de los casos y que en el caso de Tomasín fue para mal”.

El romance de abunda en la iconografía del personaje de Tomasín. El también músico y escritor asturiano Xaime Martínez incluyó en su libro-disco “Ósculos d’agua nel Imperiu Asturianu” (2018) la canción “Tomasín refuga salir de la prisión de Villabona’l día de la muerte de so pá”.

Letra de la canción “Tomasín”

Díi poniendo l’atención

a lo que vou a cuntavos,

de coses que nun se ven

y que pasen ente hermanos,

los nuevos Caín y Abel,

colos instintos más baxos.

Hestories d’esclavitú,

les traxedies de meirazos.


Yeren Manuel y Tomás

del pueblu de La L.laneza,

del conceyu de Tinéu,

al pie del ríu Tabierna.

Mala vida-y dio Manuel,

una cuera sempiterna,

hasta que coló Tomás

de la so casa paterna.

 

Diez años echó Tomás

viviendo ente los escayos,

con un bierciu ensin xergón,

al abellugu los matos,

del dolor fatu y castrón

d’aquellos odios tan gafos.

Pero nun foi salvación,

siguieron los malos tratos.

 

Fexo un arma Tomasín,

con un grifu qu’atopara,

ensin tiempu de probar

si l’amiestu furrulaba,

llega al so alcuentru Manuel,

bien armáu cola guiyada.

–Sal, Tomás, que te voi dar

otra bona xamascada.

 

Dos vegaes pudo probar,

qu’aquel arma disparaba,

cayó ente’l barru Manuel,

Tomás sólo lu miraba,

ensin duelgu, ensin pesar,

de lo muncho que sangraba.

Corre al monte Tomasín,

fuxendo de la entamada.

 

Los güeyos que tolo ven

güei nun anden a los gallos,

al pasar los furtivos,

nin a oses con esbardos,

tán al to pasu, Tomás,

les tos buelgues ente bardos.

Tres dos meses de fugáu,

arreyaron los tos brazos.

 

Énte’l xuez diz Tomasín:

–Prefiero siguir na celda.

La L.laneza foi prisión,

coles rexes de madera,

foi la sebe’l mio cuartón,

la viesca la Cancerbera.

Quiero más finar mios díes

ena cárcel de Llanera.

Compartir el artículo

stats