DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música y teatro, refugios contra el covid en Asturias

El público responde pese a las restricciones | El tenor Zapata conquista el Auditorio ovetense y Juan Diego Botto, en el papel de Lorca, pone en pie al Palacio Valdés de Avilés

La sala principal del Auditorio de Oviedo, durante el concierto “From Bach to Radiohead”  | Julián Rus

La sala principal del Auditorio de Oviedo, durante el concierto “From Bach to Radiohead” | Julián Rus

La cultura asturiana resiste el embate de la tercera oleada de coronavirus. Con la restricción de aforos y las limitaciones a la movilidad por los últimos cierres por concejos, el acceso a los espectáculos es difícil. Pese a todo, la programación se mantiene y el público responde. El tenor José Manuel Zapata, al frente del concierto “From Bach to Radiohead”, ayer en el Auditorio de Oviedo, logró que, durante hora y media, la gente se olvidara del covid, que se riera, que se emocionara y que acabara cantando con él. En Avilés, en el Palacio Valdés, Juan Diego Botto puso a los espectadores en pie, con su sobrecogedora interpretación de Federico García Lorca. También en Gijón hubo música, jazz, con Elena Setién en el Jovellanos. En el primer día de reclusión en muchos concejos, la cultura fue un refugio contra las inclemencias de la epidemia.

Del concierto de José Manuel Zapata con la OSPA, la Sinfónica del Principado, lo menos que se puede decir es que fue muy divertido. El tenor y sus compañeros –el director de orquesta Michael Thomas, Rubén Rubio con la guitarra y la viola de gamba y Juan Francisco Padilla, a la guitarra y encargado de los arreglos musicales– sacaron de su zona de confort tanto a los seguidores de la temporada de la OSPA como a quienes tenían más hecho el oído al rock y al pop.

Juan Diego Botto, en el patio de butacas del Palacio Valdés, en Avilés | Miki López

Juan Diego Botto, en el patio de butacas del Palacio Valdés, en Avilés | Miki López

Zapata es muy popular y también muy querido en Oviedo, el público disfrutó y se lo pasó bien con él, que les propuso explorar la música más allá de los géneros y los estilos.

El tenor y sus músicos jugaron con la orquesta con las posibilidad de color sonoro. Ofrecieron una interesante fusión en “The trooper”, entre “Iron Maiden” y el Cuarteto n.º 8 de Shostakovic, que tuvo tanto éxito que volvieron a interpretarla como propina al final del concierto. De los solos de heavy metal se encargó Michael Thomas, con el violín, y al introducir cada tema su actitud, más que a la de un serio director de orquesta, recordaba a la de un animado batería de una banda rock.

También hubo momentos para el recogimiento, como con “Spiegel im spiegel” y una dedicatoria a “memeopera”, un “influencer” que a través de Instagram y con humor se dedica a la divulgar la ópera. Para él fue la Danza Siciliana de Rossini.

Elena Setién y Joseba Irazoki, en el Jovellanos de Gijón. | Marcos León

En el transcurso del concierto José Manuel Zapata hizo algunas alusiones a la excepcional situación sanitaria y social. Comentó que el de ayer en Oviedo ha sido su segundo concierto desde marzo del año pasado y despidió al público recomendándoles que se cuidaran mucho.

Hoy, el Auditorio de Oviedo espera el concierto de la pianista portuguesa Maria João Pires, a las 19.00 horas.

En Avilés también se vivió ayer una velada emocionante. El actor Juan Diego Botto puso en pie al Teatro Palacio Valdés de Avilés con su espectáculo “Una noche sin luna”, que hoy se representará a las 19.30 horas en el teatro Jovellanos de Gijón. Botto encarnó al poeta Federico García Lorca en un montaje sustentado en un texto construido con conferencias y entrevistas con el autor granadino.

La función arrancó con sorpresa, pues Botto, en el papel de Lorca, salió a la boca del escenario para contar que una demanda por plagio hacía peligrar la representación y dada la situación, en la que el coronavirus también está poniendo en solfa a la cultura, hubo más de uno que pensó que, efectivamente, el telón se iba a bajar casi antes de levantarse.

Pero no. Botto fue desenrollando su personaje, mostrando todas las decisiones vitales que acabaron costándole a García Lorca el fusilamiento. Fue un viaje reivindicativo de la memoria porque, según dijo el actor metido en la piel del poeta, sólo vivimos en la medida en que nos recuerdan.

“Una noche en la luna” no sólo fue un viaje al encuentro del autor de “Poeta en Nueva York”, también sirvió como un repaso a la actualidad, que a veces semeja un constante recuerdo del pasado.

En Gijón, la cantante vasca Elena Setién ofreció junto al guitarrista Joseba Irazoki un concierto en el Teatro Jovellanos para presentar su nuevo disco “Another Kind of Revolution”.

La artista, que cultiva un jazz con un toque danés –en Dinamarca formó parte del grupo “ILK”– también presentó al público gijonés otros temas, que ha compuesto durante la pandemia.

El cierre perimetral de Gijón, a partir de mañana, tiene su cara y su cruz para los dos principales escenarios de espectáculos en Gijón. El concierto de la banda “Sidecars”, previsto para el próximo 29 de enero en el teatro de la Laboral, se ha pospuesto hasta el 16 de abril. Ese cambio en la agenda se suma a los aplazamientos de las actuaciones del cómico Berto Romero y del cantante José Luis Perales.

La tercera ola de la pandemia ha afectado a las citas culturales de la Laboral, mientras que en el Jovellanos, por el momento, se mantiene cierta normalidad. Hoy y mañana habrá teatro, con “Una noche sin luna” y “Dados”, y para la próxima semana está previsto, el miércoles, el concierto de “Alberto & García”.

Los gestores del Teatro Jovellanos han informado de que “aquellas personas que residan fuera de la ciudad y que tengan localidades para los espectáculos que acogeremos del 24 de enero al 7 de febrero” pueden “proceder a la devolución de las mismas para que se les reintegre el importe correspondiente”. Piden “que la solicitud se realice con la mayor celeridad posible, para favorecer que otras personas, en este caso residentes en Gijón, puedan hacer uso de esas butacas”.

También está previsto que el próximo jueves la OSPA ofrezca su primer concierto en el recinto gijonés, con la reanudación de su actividad en la ciudad costera.

Compartir el artículo

stats