Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presidenta del gremio de editores de Asturias

Ana Roza: “Vamos a relanzar el gremio de editores, somos 16 en Asturias”

“Un libro autoeditado no tiene detrás el trabajo de diseño o lectura previa que permite que llegue en condiciones al público”

Ana Loza

Ana Loza

El gremio de editores de Asturias se pone hoy de tiros largos. Celebrará un encuentro online a las 19.30 horas con el respaldo de la red de bibliotecas de Oviedo y el Foro Abierto de la Librería Cervantes. La agrupación no es nueva, pero sí que sus fuerzas están renovadas. Ana Roza preside una asociación en la que están representadas un total de 16 editoriales asturianas: Pez de Plata, Velasco Ediciones, Ediciones Nobel, Cicees Editorial,Trea, Trabe, Hoja de Lata, KRK Ediciones, Bajamar Editores, Impronta, Pintar-Pintar, La Maleta Ediciones, Ediciones Nieva, Delallama Editorial, Eikasia y Palabras Aladas. El encuentro, en la plataforma Zoom, es abierto al público pero hay que inscribirse en coordinacionbibliotecas@oviedo.es o en el teléfono 660759757.

–El gremio de editores asturianos quiere hacerse visible.

–Es una agrupación con mucha trayectoria. Hasta ahora lo presidía Pelayo García, de Ediciones Nobel, y siempre tuvo vida aunque la última temporada estaba un poco parado. En las ferias comenzamos a coincidir una serie de editores independientes y decidimos ponerlo de nuevo en marcha. Hablamos con los clásicos, como, Nobel, Trea o KRK y todos estuvimos de acuerdo. Logramos reunir a 16 editoriales, que son unas cuantas para una región como Asturias, con un millón de habitantes.

–¿Qué objetivos se marcaron?

–Lo primero fueron las cuestiones legales. Cambiar la directiva y organizarnos como gremio de cara a las administraciones, a los ayuntamientos y al Principado. También nos facilita participar en ferias. Estamos intentando entrar a formar parte de la federación de gremios de editores pero nos dicen que somos pocos. No sé qué más quieren en una región como Asturias. Tenemos claro que la unión hace la fuerza y que podremos llegar más lejos juntos. Antes, por separado había veces que no nos llegaba ni información de ferias. También tenemos pendiente hablar con la Universidad de Oviedo para plantear algún curso o evento de edición o corrección. Queremos hacer una feria de editores asturianos en Oviedo para poder mostrar nuestro trabajo.

–Imagino que 2020 no ha sido un buen año para todo eso, ferias, presentaciones, encuentros.

–No pudimos hacer absolutamente nada y para nosotros es muy importante esa presencia pública, darnos a conocer.

–¿Qué publican las editoriales asturianas?

–De todo. Poesía, ficción, no ficción, libros de turismo o de gastronomía, un poco de todo, en castellano y en asturiano. Ser editoriales independientes da libertad para publicar lo que quieras, lo que a cada uno le parezca interesante.

–Poner un libro en el escaparate de una librería requiere el trabajo de maquetadores, diseñadores, fotógrafos, imprentas, no solo es el editor.

–Hay muchos profesionales detrás de los libros que editamos y casi todos están en Asturias. En el Principado tenemos muy buenos diseñadores, muy buenas imprentas, fotógrafos, todo tipo de profesionales muy cualificados.

–¿Es posible luchar contra las grandes editoriales nacionales e internacionales?

–En ocasiones es muy complicado, por ejemplo en literatura infantil y juvenil. En este aspecto juegan un papel importantísimo las librerías y los libreros, que cada vez están más concienciados de que no pueden vivir solo de “best seller” sino que tienen que mostrar otras cosas. En las librerías estamos viendo ese interés.

–¿Y los lectores responden?

–Sí. En ocasiones hasta nos vemos sorprendidos por la aceptación que tiene alguno de los libros que editamos.

–¿Y los escritores, no prefieren una gran editorial nacional o incluso la autoedición a una independiente asturiana?

–Los escritores son conscientes de que un libro autoeditado no tiene detrás ese trabajo de diseño, de maquetación de lectura previa por parte de un profesional, de todo ese trabajo necesario para que el ejemplar llegue al lector en condiciones. En las pequeñas editoriales tenemos un contacto mucho más directo con el autor, podemos responder más a lo que nos llega y en una gran editorial puedes estar meses esperando una respuesta que en ocasiones puede no llegar nunca.

–Hablaba de las librerías, ¿no estamos en la época de la venta por internet?

–Preferimos que nuestros libros se vendan en las librerías. Todos tenemos nuestra web y estamos haciendo una conjunta del gremio, pero lo que nos gusta es que los libros que editamos estén en las librerías.

–¿Prefieren publicar en castellano o en asturiano?

–No tenemos ningún tipo de prejuicio. Hay editoriales como o Trabe que llevan años luchando por el asturiano. Hay lectores y escritores en asturiano.

Compartir el artículo

stats