Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adela Briansó: “El colegio al que va a ir Leonor no es de príncipes y princesas”

La asturiana que estudió en Colegios del Mundo Unido, la institución que ahora elige la Princesa, destaca el igualitarismo de la formación

Adela Briansó, primera por la derecha, en una excursión al Cañón del Colorado.

Adela Briansó, primera por la derecha, en una excursión al Cañón del Colorado.

“No es un colegio para príncipes ni princesas, no es nada elitista”. Lo subraya la asturiana Adela Briansó al hablar de Colegios del Mundo Unido, la institución elegida por la Casa Real para que la princesa Leonor estudie los dos próximos cursos de bachillerato.

Leonor de Borbón estudiará en el centro que la Fundación Colegios del Mundo Unido tiene en Gales. Adela Briansó, que hoy tiene 26 años y acaba de terminar un máster sobre salud global, fue alumna del centro de Nuevo México (EE UU). Allí constató de primera mano una de las afirmaciones que ayer hizo la Casa Real al hacer el anuncio, que el colegio no tiene ningún sesgo político ni ideológico. “Todo lo contrario se trata de una educación muy igualitaria que insiste mucho en la sostenibilidad y la paz entre culturas”. De hecho, prosigue Briansó, Colegios del Mundo Unido “nació como una respuesta a la Segunda Guerra Mundial con la idea de que niños americanos, alemanes o polacos estudiasen juntos, se hiciesen amigos y no se repitiese la barbarie”.

Adela Briansó: “El colegio al que va a ir Leonor no es de príncipes y princesas”

La joven asturiana estudió en el colegio Buenavista I de Oviedo y empezó el bachillerato en el instituto Fleming, también en la capital. “Ya ves, una chica de Noreña que salió de un colegio público”, explica. Con 14 años oyó hablar de la Fundación Colegios del Mundo Unido y envió una solicitud. No lo logró, así que al año siguiente volvió a intentarlo. “Lo mandé por correo postal certificado”, recuerda. La adolescente asturiana competía con otras 1.200 personas pero la llamaron para el proceso de selección. Un fin de semana en Madrid y un sí que le cambió la vida. Había logrado una de las becas de la institución y eso “me cambió la vida”, reconoce.

En agosto de 2011 Adela Briansó se fue de casa con 15 años a estudiar bachiller. En realidad iba a repetir el primer curso, que ya había hecho en el Fleming, y hacer el segundo. “Pero no era repetir porque el modelo educativo no tiene nada que ver, no perdí un año”.

En esos dos años de Bachiller los alumnos estudian seis asignaturas (dos idiomas, matemáticas, ciencias sociales, ciencias naturales y arte). Son las mismas materias los dos años, “porque se trata de profundizar mucho en ellas”, explica la noreñense. Además, el colegio promueve la participación de los alumnos en el desarrollo de las materias. También deben cumplir con unos cometidos en el campus, bien sea en el comedor, en la cantina o en otras dependencias del colegio.

El bachillerato internacional que Adela Briansó estudió es el mismo que hará la princesa Leonor. A la asturiana le sirvió luego para estudiar antropología y políticas en la Universidad de Edimburgo. Ahora vive en Suecia y acaba de terminar un máster sobre salud global. Mantiene el contacto con sus excompañeros de Nuevo México.

Compartir el artículo

stats