Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Bellas Artes expone dos grandes obras de Villabrille, escultor barroco de Pesoz

Las piezas, de madera policromada, representan a San Agustín y a Santa Rita y han sido cedidas por el Museo Nacional de Escultura

La escultura de Santa Rita de Casia, que tiene una altura de 1,83 metros. |  MUSEO DE BELLAS ARTES

La escultura de Santa Rita de Casia, que tiene una altura de 1,83 metros. | MUSEO DE BELLAS ARTES

El Museo de Bellas Artes de Asturias saldará a partir del jueves una de sus deudas pendientes, la de exponer obra del asturiano Juan Alonso Villabrille y Ron, uno de los escultores más destacados del barroco pleno español y del que hasta ahora no había representación en la pinacoteca asturiana. Dos de sus obras llegarán a Asturias cedidas por el Museo Nacional de Escultura dentro del programa “Obra invitada” del Bellas Artes.

Villabrille y Ron nació en Argul (Pesoz) en 1663. Pronto se instaló en Madrid, donde desarrolló una importante carrera como artista de la corte hasta su fallecimiento en 1732. “Es un escultor con un trabajo magnífico en la corte y del que no tenemos obra en nuestra colección”, explica el director del Bellas Artes, Alfonso Palacio, para apuntalar la decisión de traer a Asturias dos piezas del artista. Se trata de dos tallas de San Agustín de Hipona y Santa Rita de Casia que Villabrille y Ron hizo para el convento de los Agustinos Recoletos de Alcalá de Henares. Dos piezas de grandes dimensiones ya que la de San Agustín tiene una altura de 1,84 metros y la de Santa Rita llega a los 1,83 metros.

Las dos piezas de Villabrille y Ron cumplen todos los requisitos para ser la “obra invitada” del Bellas Artes. Alfonso Palacio reconoce que carecer en el museo de obra de este escultor de Pesoz es “una de las grandes lagunas de la colección permanente”. Al menos esa laguna se cubrirá durante más de dos meses ya que las dos tallas podrán contemplarse en el museo asturiano desde este jueves, día 25, al 9 de mayo. Esa es una de las premisas del programa por el que el Bellas Artes trae a Asturias obra de otras colecciones, para cubrir esa carencia de no tener representación de ese artista o para reforzar lo que ya se tenga de él. En este caso es el primer supuesto.

El San Agustín de Hipona tallado por Villabrille y Ron alcanza los 1,84 metros de altura. | MUSEO DE BELLAS ARTES

El San Agustín de Hipona tallado por Villabrille y Ron alcanza los 1,84 metros de altura. | MUSEO DE BELLAS ARTES

Además de cubrir temporalmente un hueco en la colección del museo, explica Palacio, “se cubre otra carencia, que es la poca presencia en el Bellas Artes de escultura de madera policromada, algo muy característico del arte español”. Esta última parte, la de la escultura en madera policromada, se verá representada ahora por dos obras de “una maestría pocas veces igualada”, en palabras de Palacio, que explica que tanto el San Agustín de Hipona como la Santa Rita de Casia son “dos ejemplos de la belleza y de la perfección formal conseguidas por el arte de la escultura en madera en el barroco pleno español”. Son dos obras “muy relevantes”, insiste Palacio, que “el museo tenía muchas ganas de tener”, aunque sea de forma temporal.

Las piezas podrán verse desde el jueves en la sala 4 del Museo de Bellas Artes de Asturias, la destinada a la pintura del siglo XVIII. Dos tallas de grandes dimensiones que compartirán espacio con los retratos de Jovellanos y de Carlos IV firmados por Goya.

El mismo tiempo el Bellas Artes mantiene colgada hasta mediados de mayo la exposición “33 obras maestras del arte español. La donación de Plácido Arango Arias al Museo de Bellas Artes de Asturias”. Esta muestra se puede visitar en la planta baja del Palacio de Velarde. Las obras donadas por Arango recorren cinco siglos de la historia del arte español. Una vez que acabe la exposición, las piezas se incorporarán a la colección permanente del museo. Los responsables de la pinacoteca ya tienen definido en qué sala se colocará cada una de las obras.

El museo abre sus puertas de martes a viernes, de 10.30 a 14.00 y de 16.30 a 20.30 horas; los sábados, de 11.30 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas, y los domingos y festivos, de 11.30 a 14.30 horas.

Compartir el artículo

stats