El filólogo noreñense Rodrigo Olay Valdés ha publicado “El endecasílabo blanco: la apuesta por la renovación poética de D. M. de Jovellanos”, una obra editada por el Instituto Feijoo de Estudios del Siglo XVIII, centro de investigación de la Universidad de Oviedo, y Ediciones Trea. En la obra se explica la idea jovellanista de “superar la poesía anacreóntica y llevar el discurso poético del momento a un nivel superior de ambición y complejidad”. Así, el polígrafo gijonés se inclina “por sustituir la rima por el ritmo”. Para ello elige el endecasílabo blanco, sin rima, “como el metro idóneo para su propuesta dada su flexibilidad y sus ricas posibilidades de acentuación”. Así se lo hace saber a varios amigos poetas en varias cartas escritas entre 1773-1797. Jovellanos les explica cómo debía emplearse este verso. Clasifica los endecasílabos según sus cinco posibles acentuaciones, establece cuáles son las más armónicas y traza la manera de combinarlas apropiadamente. En este estudio, Olay Valdés sistematiza la novedosa teoría de Jovellanos, analiza sus usos métricos diacrónicamente y estudia el modo en que aplicó sus ideas a sus propios poemas.

La publicación se enmarca dentro de los nuevos estudios que ha sacado el Instituto Feijoo, tres nuevas publicaciones que abordan los campos del saber en el siglo XVIII, la figura de Ceán Bermúdez y el estudio de Olay Valdés sobre las ideas de Jovellanos sobre métrica.

Las obras se integran dentro de las publicaciones del Instituto Feijoo. Se trata de los “Cuadernos de Estudios del Siglo XVIII”, los “Anejos de Estudios del Siglo XVIII” y la monografía sobre Ceán Bermúdez, el historiador gijonés de las bellas artes. Las tres publicaciones han visto la luz en papel y las dos primeras, además, pueden consultarse en la página web de la Universidad de Oviedo.