Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Granada”, sesión doble de zarzuela iconoclasta

La versión y fusión de “La Tempranica” y “La vida breve” abre el Festival de teatro lírico de Oviedo

Ana Ibarra y Rubén Amoretti, durante un momento del ensayo general de “La Tempranica”. | Luisma Murias

Ana Ibarra y Rubén Amoretti, durante un momento del ensayo general de “La Tempranica”. | Luisma Murias

Oviedo será una vez más referencia nacional del teatro lírico. El director Giancarlo del Mónaco podrá hacer el espectáculo “Granada” tal como lo ideó, algo que no pudo cumplir en el teatro de la Zarzuela de Madrid pero que sí se hará en el Campoamor. Se podrá ver mañana y el sábado a las 19.00 horas.

“Granada” es una fusión “iconoclasta” de dos zarzuelas, “La Tempranica”, de Gerónimo Giménez, y “La vida breve”, de Manuel de Falla. El calificativo de iconoclasta lo puso ayer el ayudante de Del Mónaco en la dirección de escena, Álex Aguilera, que destacó que “por fin se podrá ver el espectáculo tal y como se ideó”. Así, primero se hará “La Tempranica”, habrá una pequeña pausa y el espectáculo se retomará con “La vida breve”. Las dos obras están enlazadas por la aparición en escena de los dos autores. Carlos Hipólito encarna a Falla y Jesús Castejón a Giménez. “Granada” va más allá de la zarzuela no solo por la aparición de los autores y de sus diálogos, sino también porque Del Mónaco ha diseñado el espectáculo con tintes operísticos.

La producción se abre con Giménez (Castejón) sentado en una silla en el escenario durante un ensayo de “La Tempranica”. Le ha fallado la protagonista y la crítica no le ha tratado demasiado bien. En un descanso de ese supuesto ensayo aparece un joven Manuel de Falla (Hipólito) que accede desde el patio de butacas para elogiar al maestro y pedirle que escuche su música. “Vete a París, en España a los músicos se nos maltrata”, le espeta Giménez a Falla.

Por la izquierda, Iván López Reynoso, José Luis Costillas, Álex Aguilera y Cosme Marina, director artístico del Festival de Zarzuela.

Mientras, desde el foso suena la música interpretada por Oviedo Filarmonía bajo la dirección de Iván López Reynoso, quien ayer destacó esa “combinación maravillosa” de lo más típico de la zarzuela, representado por “La Tempranica”, y “una de las más importantes partituras de la lírica española”, en referencia a “La vida breve” de Falla.

A eso se suman las magníficas voces de los cantantes, con la soprano Virginia Tola en “La vida breve” y la mezzo Ana Ibarra en “La Tempranica” encabezando el reparto de este gran montaje.

“Granada” abre el ciclo ovetense organizado por la Fundación Municipal de Cultura. Su presidente, José Luis Costillas, se confiesa “entusiasmado” de poder sacar adelante la programación “y seguir defendiendo la cultura segura”.

Compartir el artículo

stats