Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“El León de Oro” vuelve con mascarilla

El coro regresa a escena en Avilés con un espectáculo variado con obras del siglo XVI y cierra con la canción “Fariñona y marañueles”

“El León de Oro”, ayer, durante su actuación en el teatro Palacio Valdés de Avilés. En primer término, su director Marco García de Paz. | Ricardo Solís

Público asistente, ayer, al concierto del Palacio Valdés. | Ricardo Solís

El coro luanquín “El León de Oro” está en plena forma; ayer lo demostró sobre las tablas del teatro Palacio Valdés. La pandemia no ha pasado factura a sus voces, pese a cantar con mascarillas, pero sí al número de coristas ya que para mantener las distancias de seguridad en el escenario solo hubo 24 voces. El espectáculo, patrocinado por la multinacional tecnológica Satec, incluyó un programa con buena parte de piezas vinculadas con el Renacimiento y sirvió para ver, valga la redundancia, el “renacer” de una agrupación coral de primera línea que ha tenido que suspender varios de sus espectáculos previstos por la pandemia.

El concierto de reencuentro con el público de “El León de Oro”, que cuenta con la colaboración de LA NUEVA ESPAÑA, se abrió con el “Salve Regina” y continuó con un repertorio renacentista que dio paso a piezas del siglo XX y, para culminar, la canción “Fariñona y marañueles”, un guiño a Luanco –la localidad fundacional del coro– y también a Asturias que el colectivo llevaba años sin cantar y que ayer, una vez más, cumplió su objetivo: que el concierto acabara por todo lo alto.

Pese a las restricciones sanitarias y a contar con un número mermado de coristas sobre las tablas, los “leones” mostraron sobre el escenario todo su potencial y versatilidad de registros. Hubo piezas con voces solo de mujeres, de mujeres con tenores, el coro a dos voces y la agrupación al completo. Una selección musical pensada para poder apreciar con nitidez las texturas de las voces en un Palacio Valdés que rozó el lleno, con público principalmente en el patio de butacas y en los palcos, todo ello teniendo en cuenta que el aforo máximo permitido es de 350 personas de acuerdo a las normas sanitarias.

Para la próxima actuación de “El León de Oro”, prevista en la catedral de Oviedo el próximo viernes 26 y enmarcada en las actividades de Semana Santa, el laureado coro luanquín ya ha vendido todas las localidades. En ese concierto, los “leones” presentarán su espectáculo “Italia & España: La Edad de Oro”.

Compartir el artículo

stats