Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arcos: “Obligar a llevar mascarilla en el monte, sin gente, es una barbaridad”

El epidemiólogo se declara “avergonzado” por la vulneración de derechos civiles en la pandemia

El epidemiólogo Pedro Arcos, durante una charla.

El epidemiólogo Pedro Arcos, durante una charla.

El epidemiólogo y director de la Unidad de Investigación en Emergencias y Desastres de la Universidad de Oviedo, Pedro Arcos, considera “una absoluta barbaridad” la nueva normativa estatal, que obliga a llevar mascarilla siempre, al aire libre e incluso si se cumple con la distancia de seguridad interpersonal. “Obligar a la gente a llevar una mascarilla en el monte, donde no hay nadie, es una auténtica barbaridad. ¿Si subes a Peña Ubiña solo tienes que llevar mascarilla? Eso no tiene justificación científica ninguna. Al aire libre, cuando no hay nadie alrededor, con una distancia de entre 1,8 o 2 metros de otra persona, no tiene ningún sentido, pensar que es útil es como pensar que la tierra es redonda”, argumenta.

“Las medidas en las emergencias de salud pública tienen que estar basadas en la evidencia científica, deben ser aplicables, aceptables y proporcionales al riesgo”, explica el epidemiólogo asturiano, y añade que “cuando se gestiona una epidemia se tiene que contar con la participación activa de la población, no se puede gestionar a la fuerza y con la población en contra”.

Pedro Arcos asegura sentirse “muy avergonzado” por la actitud policial y del Ministerio del Interior ante las fiestas en domicilios particulares, en referencia a la intervención en un piso turístico de Madrid al que los agentes accedieron derribando la puerta con un ariete. “Los españoles tenemos poca conciencia de nuestros derechos civiles”, lamenta, y le entristece que “esos policías de Madrid desconozcan el tema uno de su oposición, que es la Constitución española”.

“Ningún jurista lo defiende, no puede hacerlo, solo el Ministerio de Interior”, añade. “Lo que hay que hacer es lo que hacen las policías vasca y catalana: esperar a que la gente salga y multarla, lo otro es pistolerismo”, afirma. “Estamos en un Estado de derecho, en una democracia occidental y el fin no justifica los medios”, sostiene.

Compartir el artículo

stats