Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otra mirada sobre la Cañada Real

La directora alemana Isabel Lamberti se lleva el el premio del certámen de cine social (Musoc) con “La última primavera”,

Berta Piñán, ayer, durante la inaguración del certámen. | Juan Plaza

Berta Piñán, ayer, durante la inaguración del certámen. | Juan Plaza

“El mensaje que hay detrás de esta película entronca directamente con la labor educativa de Chema en relación a la diversidad cultural y al pueblo gitano”. Así argumentó el jurado la decisión de conceder el premio “Chema Castiello” de la Muestra de Cine Social y Derechos Humanos de Asturias (Musoc) a “La última primavera”. Se trata de una cinta a medio camino entre la ficción y el documental sobre la realidad social en la Cañada Real de Madrid, con la que la directora alemana Isabel Lamberti ya obtuvo el premio “Nuevos Directores” en el Festival de Cine de San Sebastián.

La entrega de la distinción tuvo lugar ayer en el Teatro de la Laboral, dentro del acto de inauguración de la undécima edición de una cita que llevará una cuidada selección de películas sobre los movimientos migratorios, el antisfascismo, la problemática LGTBI o la exclusión social a diez concejos asturianos. La directora galardonada no asistió al evento, pero envió un mensaje de agradecimiento. Sí estuvo en La Laboral la consejera de Cultura, Berta Piñán.

El jurado encargado de fallar el premio que lleva el nombre del conocido activista cultural, fallecido hace un año, estuvo integrado por Inés G. Aparicio (Acción en Red Asturies), Noelia Ordieres Buarfa-Mohamed (Radio Kras), Ángel Alonso Domínguez (Ateneo Obrero de Gijón), Manuel Juan Martínez Pérez (Grupo Eleuterio Quintanilla) y Lara González Lobo (Festival Internacional de Cine de Xixón-FICX). A su juicio, la cinta de Lamberti, rodada con actores sin experiencia alguna y residentes en la Cañada Real, “aborda con rigor, emoción y coherencia la historia de distintas generaciones de la familia Gabarre Mendoza, mostrando una realidad concreta como un acto de resistencia e implicando de forma directa en el relato a sus propios protagonistas”.

“Sin señas particulares”, de Fernanda Valadez; “Cartas mojadas”, de Paula Palacios; “Vidas menores”, de Alfredo Torrescalles; “La vida era eso”, de David Martín de los Santos, y “Honey Cigar”, de Kamir Aïnouz, también optaron al premio con que la organización reconoce la figura de Castiello: “Comprometido activista, parte fundamental de diversas entidades sociales como el Ateneo Obrero de Gijón, Grupo Eleuterio Quintanilla, Radio Kras y Acción en Red, donde desarrolló una intensa actividad educativa y cultural en temas como la interculturalidad, las migraciones, el refugio y la memoria democrática”.

El premio consiste en un galardón y 600 euros.

Esta edición del Musoc se extiende hasta el próximo día 30 y tendrá un especial protagonismo femenino. De las 39 proyecciones previstas, 22 son obras de directoras. Además de en Gijón, los pases se realizarán en Oviedo, Avilés, Cangas de Onís, Llanes, Navia, Villaviciosa, Castrillón, Lena y Langreo.

Compartir el artículo

stats