Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Isabel Pérez y David Otero descubren a la compositora Pauline Viardot en un concierto en Gijón

“Rompió moldes", explican sobre la artista cuya obra interpretarán en el Jovellanos

David Otero.

David Otero.

Bajo el título, “Crisol de culturas”, David Otero (violín) e Isabel Pérez (piano) ofrecerán un concierto este viernes en Gijón en el teatro Jovellanos (19.30 horas), con el objetivo de divulgar la figura de Pauline Viardot-García, una cantante de ópera y compositora española del siglo XIX, cuya figura pasó inadvertida junto a la de otras artistas de las que también interpretarán algunas de sus piezas: Clara Schumann, Emilie Mayer, Cécile Chaminade y Lili Boulanger.

“Pauline, si hubiera nacido en la cultura anglosojana, se hubieran hecho bastantes películas sobre ella. Rompió moldes y el paradigma de lo que era la mujer de entonces”, explica David Otero. “Junto a su riqueza, carismática y personal, funcionó como un catalizador de toda la cultura europea, de unión con la rusa y de todos los continentes”, añade.

El violinista subraya también sobre Pauline Viardot que “conocía a las figuras importantesde de diversos ámbitos, como a Dickens en la literatura, Delacrois en la pintura y Chopin en la música”.

La cita, organizada por la Sociedad Filarmónica de Gijón, sirve para que la música clásica vuelva a tomar impulso. “La cultura, la música y el arte son elementos que necesitamos en este tiempo extraño más que nunca, porque alimentan nuestra alma”, indica Otero, un apasionado de la música pese a que la descubrió tarde: “Mi caso es un poco extraño, todos los músicos vienen de un entorno musical, pero en mi caso fue bastante tardío, teniendo en cuenta, que hay que empezar con 8 años, yo empecé con 14. Pero en el momento que me adentré en la música supe que era lo mío”.

Compartir el artículo

stats