DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Julio Béjar da el gran salto con “8,56”, un homenaje a Yago Lamela en el Niemeyer

El dramaturgo define su obra: “Me interesa el deseo del atleta de ir siempre un poco más allá”

Julio Béjar. | LNE

Julio Béjar. | LNE

Se detuvo el tiempo en la vida del dramaturgo Julio Béjar cuando, “con catorce o quince años”, vio cómo las zancadas del atleta avilesino Yago Lamela traían a España un récord de Europa inédito: en salto de longitud. Han transcurrido veintitantos años de aquello “pero nunca me ha dejado de perseguir”, cuenta Béjar al otro lado del teléfono. Viaja a Avilés para estrenar esta noche en el Centro Niemeyer (19.00 horas) la obra “8,56. Inspirado en un salto de Yago Lamela”.

“No es una biografía. No me he metido en su vida personal. No se trata de conocer al atleta. Lo que me interesa es su deseo de ir un poco más allá, aquello que los clásicos llaman ‘hybris’. Ser el mejor, seguir mejorando. Es una ficción inspirada en aquel salto. Entonces se detiene la función y comienzan a verse las relaciones de Lamela con su entrenador, con los políticos, con los medios que fueron capaces de lanzar a un chico de veintitantos años a la estratosfera y convertirlo en mito. Me interesaba saber qué pasa cuando todo eso se pierde. Cómo se aprende a atemperar el éxito”, señala el dramaturgo y director de una función que consiguió una beca del espacio escénico de La Guindalera, en Madrid. “Hicimos tres muestras. Vino mucha gente relacionada con el atletismo, aprendimos mucho, pero la función de mañana [por hoy] es la primera, en la que empieza todo a contar”, apostilla.

La relación con el éxito, con la cocina del éxito y su digestión es una preocupación de Béjar desde hace años. “El primer borrador de la obra fue un ejercicio que presenté en Primero de Escritura Dramática en la RESAD, que es donde estudiaba. Vamos al Niemeyer, uno de los escenarios más importantes del país, pero quizás la semana que viene tengamos que hacer una animación con globoflexia. De eso va esta función”, concluye el dramaturgo.

Compartir el artículo

stats