Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lanseros: “Todo intento poético es una forma de resistencia”

La autora de “Matria” charla en los encuentros poéticos de Gijón “Poex” con Esther Ramón, que presentó su obra “Sellada”

Arriba, a la derecha, el escritor Fernando Menéndez, moderador del coloquio virtual de ayer de “Poex”. Debajo, por la izquierda, Raquel Lanseros y Esther Ramón.

Arriba, a la derecha, el escritor Fernando Menéndez, moderador del coloquio virtual de ayer de “Poex”. Debajo, por la izquierda, Raquel Lanseros y Esther Ramón.

Un contratiempo de última hora impidió a Raquel Lanseros desplazarse a Asturias para participar en los encuentro poéticos de Gijón “Poex”. Era uno de sus deseos, porque aunque es andaluza de nacimiento, considera León su segunda casa, al ser el lugar donde se crio. “Y los de León consideramos Llanes y Gijón nuestro mar. Tengo añoranza de Asturias”, explicó, justo antes de recitar su poema “A las órdenes del viento”. “En lo verdaderamente importante de la vida, los seres humanos no tenemos el control. Soñamos que esas órdenes serían las únicas que tuviéramos que obedecer”, reflexionó. Lanseros compartió un encuentro junto a Esther Ramón, que se celebró íntegramente por videoconferencia, moderado por el escritor Fernando Menéndez.

Raquel Lanseros, poeta y traductora, reflexionó en el festival poético gijonés sobre “Matria”, su último trabajo. “Alude a una realidad mucho más inclusiva, en la que cabe la cultura, emociones y biografías. No es una foto fija que no podamos modificar. Vamos incorporando otras vivencias que van nutriendo esa ‘Matria’, que nos delimita de un modo colectivo”, indicó. También situó su obra, “construida sobre el espacio y tiempo”, respecto al concepto de “la atemporalidad, ese lugar donde el pasado se encuentra con el futuro”, explicó Lanseros.

Esther Ramón, doctora en Teoría de la Literatura, mantiene en “Sellada” la parte matérica como una seña de identidad, aunque reconoce que “es el libro más personal que he escrito hasta la fecha”. La autora de “Sellada” sitúa esta obra en “mi experiencia personal, de mi propio devenir, y me sitúa en un momento vital y muy determinado”. “No es un poemario en clave biográfica, pero ha sido bonito, una forma de crecimiento, poder exponerme. Me atreví a hablar de mi experiencia, que siempre me ha dado mucho pudor, con aspectos como el amor, que había tratado muy tangencialmente”.

En el encuentro, Fernando Menéndez planteó a Esther Ramón un análisis sobre el lenguaje poético, en relación al título de su obra. “No hay una voluntad estética y de originalidad, pero sí una voluntad de, a través del lenguaje poético, llegar a comunicar un centro singular, encontrar la exactitud de aquello que se quiere decir, unas palabras exactas pero no selladas”, apuntó Ramón. “La cicatrización es ese itinerario de las palabras que transitan el daño, pero sin mixtificarlo”.

El moderador situó en el entorno de la “poesía entrometida”, un término acuñado por el poeta Fernando Beltrán, el trabajo de Raquel Lanseros. “Es un término que me parece espléndido. Todo intento poético es una forma de resistencia, una manera de desobediencia con ese pensamiento monopolístico, que todas las épocas venden a sus habitantes, y que en nuestra época es asfixiante, porque estamos rodeados de dogmas”, explicó Lanseros.

El programa de ayer de “Poex” se completó con una novedad, la proyección de la película “Lúa Vermella”, dirigida por Lois Patiño, en el salón de actos de la Escuela de Comercio de Gijón. El festival poético continúa hoy con solo un encuentro de los dos programados, debido a un problema de salud que impide la presencia de Juan Carlos Mestre. El encuentro que se celebrará hoy, que retomará el formato presencial, se celebrará a las 19.00 horas en el Museo Nicanor Piñole, con la participación de Azahara Alonso y Julio Rodríguez, que hablarán de sus respectivos libros “Gestar un tópico” y “Una extraña ciencia”, con presentación de Miguel Rojo.

Compartir el artículo

stats