La entidad “Deportados Asturias” cumple un año de trabajo con más de cien biografías de asturianos que fueron apresados, y en la mayoría de casos asesinados, por los nazis. Con motivo de la celebración del Día de Homenaje a las víctimas españolas del nazismo (instaurado por el Gobierno en el año 2019), que tendrá lugar mañana, la entidad hace un llamamiento a la sociedad asturiana para que “todos tengamos un especial recuerdo para las víctimas”.

La elección del 5 de mayo como fecha de conmemoración no fue azar. Según explicó ayer Maribel Luna, una de las integrantes del grupo de trabajo “Deportados Asturias”, “ fue el día en el que se liberó el Campo de Concentración de Mauthausen, en la Austria anexionada por el III Reich”. El homenaje fue acordado por el Consejo de Ministros en abril de 2019. “Era una asignatura pendiente del Gobierno de España, ya que este día ya se celebraba en otros países de Europa”, destacó Luna.

Cerca de 7.500 españoles estuvieron en el campo de Mauthausen, del total de 10.000 víctimas del nazismo que se han contabilizado hasta el momento en las investigaciones históricas. En cuanto a la región, según “Deportados Asturias”, hubo 190 presos asturianos solo en este campo. Sobrevivieron treinta personas. Y, según Luna, “tardaron tiempo en poder regresar a nuestro país, algunos sólo tras la muerte del dictador”. También hubo asturianos –de los que cinco fueron mujeres, según sus indagaciones– en los campos de Ravensbrück, Dachau, Neuengamme, Sachsenhausen y Buchenwald, entre otros.

El grupo de trabajo tiene localizados ya 186 nombres de víctimas, de los que cien ya cuentan con una biografía extensa tras una larga investigación: “Trabajamos de forma desinteresada, con el único objetivo de que la memoria no se pierda”, explicaron desde la entidad.

“Deportados Asturias”, en esta edición, no tiene previsto ningún acto de homenaje ante la actual situación sanitaria. “Pero sí nos gustaría que las víctimas estuvieran en el recuerdo de todos”, concluyó Luna.