Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un siglo de Chanel Nº 5, el perfume con el que las asturianas "se dan un capricho"

La icónica fragancia de la casa Chanel celebra 100 años como imagen indiscutible del lujo y el glamour –“Es un gran clásico y su éxito está en su poder evocador”, dice la empresaria ovetense Carmen de la Uz

Un clásico del lujo: Chanel Nº 5

Un clásico del lujo: Chanel Nº 5

Como los tiempos cambian, aquello que dijo Marilyn Monroe de que para dormir se ponía (solo) unas gotas de Chanel Nº5, hoy en día esas gotitas bien podrían ponerse para teletrabajar, por eso de darle algo de glamour a sentarse en casa delante del ordenador, aunque sea en pijama, una prenda que por cierto la actriz decía no usar.

Efectivamente, los tiempos cambian y mucho, pero hay cosas que permanecen. Ahí está el icónico perfume de la diseñadora Gabrielle “Coco” Chanel, el Chanel Nº5, creado para la casa de modas por Ernest Beaux en 1921 y que celebra este miércoles 5 de mayo la friolera de un siglo en el mercado sin perder un ápice su popularidad y tirón.

Marylin, echándose sus gotas de Nº5.

Marylin, echándose sus gotas de Nº5.

El nombre le viene precisamente del día, un 5 de mayo, cuando Coco solía presentar sus colecciones de temporada en la Rue Cambon de París. Y también porque eligió el quinto aroma que Beaux le incluyó entre las propuestas para lanzar al mercado el que sería su primer perfume. Otros dicen que el 5 era el número preferido de Mademoiselle Chanel.

“Es un gran clásico y alcanzar cien años es muy, pero que muy difícil, para un perfume”, señala la empresaria ovetense Carmen de la Uz, gerente del grupo de perfumerías De la Uz. “El secreto para estar ahí tanto tiempo es una combinación de muchas cosas. Por supuesto, por su fragancia, pero tampoco es que esta sea muy comercial, pues tiene un fondo floral muy fuerte. Más bien creo que su éxito está en lo que evoca, todo el mundo lo reconoce, la marca es un referente a nivel mundial del lujo. Y quizás no puedas tener unos zapatos o un bolso de Chanel porque son caros, pero el perfume sí que te lo puedes permitir para un capricho”, opina.

Brad Pitt, el único hombre que ha anunciado Chanel Nº5.

Lo cierto es que ya desde el primer momento la fragancia cautivó a las elegantes mujeres parisinas de principios de la década de los llamados “locos” años veinte por la fórmula elegida por Coco Chanel para introducirla. Cuentan que la diseñadora vaporizaba los salones con el Nº5 y regalaba algún frasco, lo que incitaba a sus clientas a preguntar por tal aroma. El boca a boca hizo el resto para popularizar un perfume cuyo frasco y caja cumplen las máximas de Coco de “más es menos” y “siempre simplificar, nunca añadir”: un tarro plano, de cristal transparente y rectangular, sin adornos, al igual que la caja, blanca y con bordes negros, sello reconocible de la marca.

¿A qué huele el N.5? Las flores que lo componen son, principalmente, el ylang-ylang de las Comores y el jazmín de Grasse, de aroma floral y afrutado. Otros ingredientes son las rosas de mayo, el nerolí de Grasse, la vainilla de Bourbon, el vetiver Bourbon y el sándalo. “Es un perfume que se sigue vendiendo un montón, siempre y en cualquier época”, señala Carmen de la Uz, quien no lo tiene entre sus favoritos por su olor, “sino por lo que me recuerda. Lo relaciono más a cuando era pequeña, a personas a las que recuerdo con cariño. Ese es su poder evocador. Sigue ahí porque lo usó tu madre, tu abuela…Y está ahí, como fondo de armario, para un momento especial”.

Carmen de la Uz.

Es el Nº5 para mujeres y más bien a partir de mediana edad, lo que no quita que hace unos años la casa Chanel arriesgara y por primera vez en su historia echase mano de un hombre para anunciarlo: el guapo de Brad Pitt es hoy por hoy el único que tiene el honor de haberlo hecho. La citada Marilyn, Carole Bouquet, Nicole Kidman, Catherine Deneuve o Giselle Bundchen han sido imagen del perfume. Este sigue fiel a sus orígenes y ha sufrido pocas, pero que muy pocas variaciones en su composición. “Chanel más bien ha creado otros, más comerciales, destinados a captar a clientes más jóvenes. Pero este es intocable y ahí sigue, como icono del lujo”, reseña de la Uz.

"Es un aroma que relaciono a personas a las que recuerdo con cariño. Ese es su poder evocador. Sigue ahí porque lo usó tu madre, tu abuela…Y está como fondo de armario, para un momento especial”.

Carmen de la Uz - Gerente de Perfumerías De la Uz

decoration

Entre las asturianas, el Nº5 tiene sus seguidoras, pero a la hora de elegir un perfume se hace sobre todo en función de la época. “Ahora que vamos para el verano apetecen más bien fragancias alegres. En general tienen mucho tirón las colonias frescas, pero grandes clásicos como Chanel, Rochas, Loewe se venden”, explica la empresaria, quien confía en que el sector del perfume, uno de los grandes golpeados por la pandemia empiece ahora remontar el vuelo. “Es evidente que se dejó de comprar cuando la gente dejó dejó de salir de casa. Hay que entenderlo”, admite Carmen de la Uz, quien anima a perfumarse: “Es algo muy personal, transmites muchas cosas con el olor y de alguna forma contribuye a construir la imagen que los demás tienen de ti. Aparte, te sientes acompañado. A mi me encanta perfumarme”.

Compartir el artículo

stats