No solamente ha hablado Rocío Carrasco del episodio traumático con su hija, Rocío Flores, sino que ha contestado a todo lo que durante años han dicho de ella en los platós de televisión. En concreto con lo que ha dicho Gustavo González y Kiko Matamoros a favor de Antonio David Flores.

Recordemos que con el paso del tiempo y hace pocas semanas, Gustavo González reconoció que el fotógrafo que había en la puerta del cuartel el día que llaman a Rocío Carrasco era de su agencia porque Antonio David filtra el altercado esperando que se fotografíe a la madre esposada.

Esto lo ha tratado Rocío Carrasco y ha asegurado que: "Vimos un coche y le decimos a un guardia si habían identificado al coche. Ese coche resultó ser si no de él, de una persona que trabajaría para él en ese momento, como Gustavo González, de su agencia. El que yo tuviera que ir a ese cuartel en esa fecha solamente lo sabía la jueza a la que le habían trasladado la denuncia, los guardias y la otra parte. La jueza le pide a la policía judicial la máxima discreción".

Rocío Carrasco no ha dudado en contestar a Gustavo: "Se están mezclando dos cosas. La información que dice Gustavo, el reconoce que hay un fotógrafo que es suyo en ese cuartel y dice que lo sabe por un guardia civil, es muy fuerte. Lo primero que tiene que hacer es ser honesto y decir quién le dice que vaya a donde tiene que ir y ser honesto y decir que esperaba fotografiar ese día. Eso es lo que tiene que hacer Gustavo González, ser honesto con la gente y con él mismo. Y lo segundo que tiene que hacer... nada, no tiene nada qué hacer más. Él esperaba verme saliendo de un furgón de la guardia civil esposada".

Meses más tarde, Gustavo González vuelve a aparecer en escena cuando tiene que declarar Rocío Carrasco ante la jueza: "Yo voy a declarar cuando llego al juzgado, que está Gustavo González haciendo fotos en la entrada y en la salida, por eso él sale mucho posterior diciendo que él sabía todo eso. Él estaba por quién estaba, él fue cómplice de alguna manera y estoy segura que sin saber la verdad, fue una marioneta más en toda esta tragedia".

También se han emitido declaraciones de Kiko Matamoros y Gustavo González asegurando que Rocío Carrasco no llevaba a su hijo al médico cuando le correspondía la custodia y ante esto, la protagonista de la serie ha sentenciado que: "Qué dos personajes, tienen mucho en común los tres, demasiado diría yo. Son brazos ejecutores, hablan por su boca, es mentira lo que dice Kiko Matamoros, yo he actuado en su contra, pero bueno, se tiene que seguir dando esa imagen. Que yo tenga esa imagen a él reporta beneficio económico y entonces aquí hay muchos intereses. Respecto a lo que dice Gustavo de que no me hago cargo de las necesidades especiales, eso ha estado cubierto desde el día que nació mi hijo por mí. Nunca he eludido mis responsabilidades con el niño, mis hijos han sido lo más importante de mi vida desde que nacieron. Los quince días que estaban conmigo eran para ellos".

Rocío Carrasco también arremete contra Marisa Martín Blasco y otros colaboradores de varios programas de televisión que, lejos de contrastar la información, fueron contando retales de lo que les llegaba por parte de Antonio David Flores.