DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Academia de la Llingua pide una oficialidad consensuada con todas las fuerzas políticas

Los académicos piden que el de hoy sea "el último Día de les Lletres Asturianes" sin el reconocimiento oficial de la llingua

20

Día de les lletres en el Campoamor Irma Collin

“El mejor futuro de la llingua exige los mayores consensos”. Es la afirmación, con mano tendida a todas las fuerzas políticas con representación en la Junta General del Principado, de Xosé Antón González Riaño, presidente de la Academia de la Llingua Asturiana.

En su discurso institucional en el 42.º Día de les Lletres Asturianes en el teatro Campoamor de Oviedo, González Riaño aseguró ayer que “estamos a tiempo de salvar una lengua milenaria que nos pertenece a nosotros pero también a toda la humanidad y tenemos que hacerlo con generosidad, sin exclusiones y logrando el acuerdo entre la sociedad asturiana representada en el parlamento asturiano de Asturias, en la Junta General”. “Jamás nos perdonaríamos dejar a nuestros hijos y nietos sin un patrimonio como nuestra llingua y nuestra cultura, en definitiva, el alma de Asturias”, continuó. Por ello, reclamó una reforma del Estatuto de Autonomía para que el próximo año se pueda celebrar el Día de les Lletres con la ansiada oficialidad del asturiano ya vigente.

“No puede ser que en las otras comunidades bilingües se tenga que cumplir la Constitución y aquí no”, dijo el presidente en referencia al reciente dictamen del Tribunal Constitucional que, ante un recurso de Vox, consolida válido el uso del asturiano en la Junta General del Principado. Precisamente Vox ha sido el único partido con representación en el parlamento asturiano con el que no se ha reunido la Academia de la Llingua en busca de ese consenso que reclamó ayer su presidente. Para ello, afirmó, “estamos a vuestra disposición”, apelando a los representantes de los partidos políticos presentes ayer en el Campoamor. “La Academia os pide, en nombre del pueblo asturiano, que habléis entre vosotros, ahora, sin más pérdida de tiempo, sobre la oficialidad que Asturias, constitucionalmente, demanda y necesita”, insistió.

González Riaño destacó que la situación legal de la lengua asturiana “no es homologable” a la solución alcanzada por gallegos, vascos, navarros, catalanes, valencianos, baleares o araneses porque Asturias no avanzó en ese camino debido a que “no se valoró nuestra riqueza lingüística a lo largo de los últimos cuarenta años”.

Tanto al principio como al final de su discurso, González Riaño, hizo referencia a la pandemia. Al inicio mostró la solidaridad de la Academia con todos aquellos que han sufrido los daños ocasionados por el coronavirus. Para concluir destacó “la implicación, compromiso y dedicación” del Gobierno asturiano y de todas las fuerzas políticas y sociales en su lucha contra la pandemia.

En el acto de ayer, ajustado a las restricciones de la pandemia, tomaron posesión como nuevos académicos la periodista Pilar Rubiera, nombrada académica de honor, y un emocionado Xandru Martino, nuevo académico de número. Ambos reclamaron la oficialidad de la llingua.

Pilar Rubiera, “una referencia fundamental en el periodismo asturiano”, que fue responsable de la sección de cultura de LA_NUEVA_ESPAÑA, fue nombrada académica de honor “por su apoyo y compromiso firme a la cultura asturiana y por ser defensora de la recuperación de la Llingua”.

Por su parte, Xandru Martino, entra a formar parte de la Academia como “estudioso del léxico la literatura y la cultura asturiana”. Su relación con la institución se remonta a hace años y ahora es miembro correspondiente.

En su discurso de toma de posesión académica de honor, Pilar Rubiera afirmó que en Asturias “no se ha hecho una política seria y decidida en favor de la llingua”, una llingua que en su opinión “corre grave peligro y no se podrá salvar sin la oficialidad”. Rubiera apeló no solo a los políticos sino también a todos los asturianos en la defensa del asturiano. La periodista recordó que “en la tierra quedan 5.000 lenguas y una de ellas es la nuestra, con 300.000 hablantes”, pero corre el riesgo de desaparecer porque “esos hablantes mueren y hay dos generaciones de asturianos fuera de Asturias”.

Xandru Martino ingresó ayer como miembro correspondiente de la Academia de la Llingua. En un emocionado discurso, en el que en ocasiones se le quebró la voz, provocando el aplauso del público, reclamó la oficialidad de la llingua. “Es hora de que la llingua deje de estar confinada”, dijo. El investigador, escritor y traductor, mostró su esperanza de “ser el último académico que toma posesión de su cargo sin la oficialidad de la llingua”. Xandru Martino se remontó a su niñez, “cuando no sabía que idioma hablaba o si lo que hacía era hablar mal otro idioma”. Ahora pide que aquel idioma que hablaba ya de niño sea lengua oficial .

El coro “Cantos del Fontán”, dirigido por Rebeca Velasco, abrió el acto con la canción “La danza”, con letra de Manuel Asur y música de “Dixebra”, y lo cerró con el himno de Asturias. En ese momento el público asistente se puso en pié. Ente ellos estaban el presidente del Principado, Adrián Barbón, el presidente de la Junta General, Marcelino Marcos, la consejera de Cultura, Política Llingüística, Berta Piñán, el rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde, y el concejal de cultura de Oviedo, José Luis Costillas.

Compartir el artículo

stats