Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Congreso de Bioética homenajea a Margarita Salas, que tendrá una fundación con su nombre

La futura institución, a cargo de su hija, Lucía Viñuela, promoverá la vocación científica en niños y lanzará becas para estudiantes

Por la izquierda, Borja Sánchez, Ana González, Marcelo Palacios, Ignacio Villaverde, Félix Baragaño, Lucía Viñuela, Isolina Riaño y Toni Roger Campione, ayer, en la inauguración del Congreso de Bioética. | Ángel González

La “humilde sabiduría” de Margarita Salas le hizo ayer merecedora, a título póstumo, de un sentido homenaje por parte de la Sociedad Internacional de Bioética (SIBI), a la que la científica estuvo vinculada durante años. La entidad inauguraba ayer su Congreso Internacional de Bioética, una cita que tuvo que aplazarse el año pasado por la pandemia y que tomará como sede hasta mañana el Palacio de Congresos del recinto ferial “Luis Adaro” de Gijón.

La placa y diploma del gesto quedó en manos de Lucía Viñuela, hija de la fallecida, que aprovechó la ocasión para anunciar la futura creación de la Fundación Margarita Salas, una institución que se espera que pueda ver la luz oficialmente en noviembre y que se centrará, además de en recopilar y difundir la trayectoria de Salas, en promover labores de investigación, impulsar la vocación científica en los más pequeños y desarrollar proyectos de ayudas y becas que puedan paliar la fuga de talentos. “Estoy muy emocionada por todo esto, mi madre se habría sentido orgullosa”, agradeció. Rosa María Menéndez, presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), tomó las riendas de la primera ponencia de la jornada.

Rosa María Menéndez, presidenta del CSIC, ayer, durante su ponencia telemática en la SIBI, en el recinto ferial “Luis Adaro”. | Ángel González S. F. LOMBARDÍA

La científica tendrá también un rosal con su nombre, un gesto que Viñuela reconoce que puede sonar “extraño” pero que empezó a fraguarse, en realidad, cuando Salas aún vivía. “Un vivero de Madrid le preguntó cuál era su color de flores favorito, y ella dijo que blanco. Ahora estoy en contacto con ellos y tienen la patente de un rosal precioso, con una forma que casi no parecen rosas, que llevará el nombre de mi madre. Intentaré traer estas flores a jardines de Gijón y de Luarca”, resumió Viñuela, que creyó “ideal” anunciar todo esto en la cita de ayer por considerar que Gijón era “la ciudad de adopción” de su madre. Salas falleció a los 80 años en noviembre de 2019. Su cumpleaños era el día 30 del mismo mes y falleció el día 7, día del nacimiento de Marie Curie, de ahí que Viñuela pretenda impulsar oficialmente la fundación en este mes. “Ya hemos avanzado mucho en los trámites”, adelantó.

A juicio de Marcelo Palacios, responsable de la SIBI y organizador del Congreso, solo el legado científico de la asturiana justificaría ya el homenaje, pero para el facultativo Salas dejó también una impronta personal. “Su perseverancia e integridad eran admirables y siempre consideró y defendió a las mujeres por sus mismas capacidades en el sector científico”, aplaudió.

Ana González entrega la placa de Margarita Salas a Lucía Viñuela, hija de la científica, junto a Marcelo Palacios. | Ángel González

La inauguración del congreso contó con la presencia de Ana González, Alcaldesa de Gijón, que oficializó el inicio de la cita, así como la del rector Ignacio Villaverde –que pronunció parte de su discurso en inglés para los posibles espectadores de fuera de España– y el consejero Borja Sánchez, que explicó que la temática de estos debates resultan especialmente interesantes ahora, cuando “la sociedad ha visto cómo en pocos meses hemos conseguido algo inimaginable”, en referencia a la campaña de vacunación contra el covid-19. “Este es uno de esos eventos que ponen a Asturias en el mapa del panorama internacional”, agregó. También intervino Félix Baragaño, de la Cámara de Comercio de Gijón, que recordó que el recinto ferial fue también el espacio que acogió el hospital de campaña habilitado hace meses ante el repunte de casos de coronavirus en Asturias. Todos resaltaron su acuerdo a que Margarita Salas recibiese el citado premio de la SIBI.

El Congreso de Bioética de este año se centró en la misma temática que tenía previsto impulsar en la edición anulada del pasado año: el uso racional de las biotecnologías en medicina y el medioambiente, con especial foco en la contaminación. Palacios, a este respecto, defendió la necesidad de que la sociedad abogase “por una nueva filosofía” que tuviese en mente los graves daños que ciertas prácticas humanas provocan al planeta. “Aquí todos somos culpables, no vale decir que las grandes contaminadoras lo hacen peor. Debemos colaborar con acciones diarias”, señaló.

La presidenta del CSIC dio el pistoletazo de salida a la parrilla de ponencias. En su caso, dedicó su intervención a resumir cuál es el aparataje que coordina, dentro del consejo, los dilemas éticos. Hay un comité especializado en el tema y vigila todo tipo de asuntos, desde posibles plagios en artículos de investigación hasta cómo acreditar la necesidad de que un ensayo clínico estudie con animales. El papel del CSIC ha ganado presencia con la pandemia, ya que lidera el estudio de una futura vacuna contra el covid-19. Menéndez aseguró que sus compañeros, no obstante, han lanzado también otros muchos estudios, lo que explica el gran repunte de las solicitudes de evaluaciones éticas del consejo. “Solían registrarse unas 300 al año, pero en 2020 se pasaron de las 600”, aseguró la responsable, original de Cudillero. La jornada contó también con ponencias de Alma Hernández (del Oceanográfico de Gijón), Ai Futaki (fotógrafa submarina) y Andrea Mariel Actis, bioquímica en Buenos Aires. Hoy habrá más de diez ponencias en horario de mañana y tarde.

La cita oficializó también la entrada como miembros al comité científico de la SIBI de Isolina Riaño, pediatra avilesina y adscrita a la Real Academia de Medicina de Asturias, y de Toni Roger Campione, profesor de Derecho en la Universidad de Oviedo.

Compartir el artículo

stats