El 28 de mayo llegará a los cines de toda España la nueva película como director de Rafa Russo (Amor en defensa propia) "El año de la furia", una coproducción hispano-uruguaya, ambientada en el año que precedió al golpe de estado militar en el Uruguay de 1973. La cinta está producida por el asturiano, de Morcín, Juan Gona

"El año de la furia" está protagonizada por Alberto Amman (Celda 211, Narcos), Joaquín Furriel (Cien años de perdón, El faro de las orcas), Daniel Grao (El árbol de la sangre, Gigantes), Martina Gusman (El mundo de Mateo, El Marginal), Sara Sálamo (Brigada Costa del Sol, Todos lo saben), Paula Cancio (Felices 140, El Marginal), Miguel Ángel Sola (El último traje, La enfermedad del domingo) y cuenta también con la colaboración especial de Maribel Verdú (Blancanieves, Ola de crímenes).

Con guion del propio Rafa Russo quien vuelve a ponerse detrás de la cámara tras una larga temporada en la que ha trabajado como guionista de películas como Lluvia en los zapatos, La decisión de Julia o Remember Me. Vuelve con un film que según sus palabras: “No es tanto una película sobre la dictadura militar cuanto una historia de amor, amistad y traiciones durante la incipiente dictadura militar. Es una historia básicamente sobre la dignidad humana. ¿Y es el amor un refugio posible ante tanta ignominia?”.

El rodaje transcurrió por diversas localizaciones de Uruguay y de Madrid.

El año de la furia, está producida por parte española por Gona Filmación y Aliwood Mediterráneo Producciones; y por el lado de producción uruguaya, por Cimarrón. Cuenta además con la participación de RTVE, Ministerio de Cultura (ICAA) y el Programa Ibermedia.

 SINOPSIS

En el convulso Montevideo de 1972, mientras el país se despeña irremisiblemente hacia el precipicio de la dictadura, DIEGO Y LEONARDO, dos guionistas de un conocido programa de humor de televisión luchan por mantener su integridad ante las presiones de sus superiores para que rebajen el tono de sus mordaces sátiras políticas y eviten ofender a los altos militares que se están apoderando del control del país.

Paralelamente, del lado de los opresores, ROJAS, un teniente del ejército que ha sido presionado para torturar a militantes o simpatizantes de la guerrilla de los Tupamaros, exorciza sus demonios con SUSANA, una prostituta con la que encuentra una suerte de refugio emocional ante su fuerte sentimiento de culpabilidad.