Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cine de combate vuelve al Niemeyer

La sexta edición del Festival LGTBI de Avilés se inaugura con el estreno internacional de la película argentina “Sexo y Revolución”

Por la izquierda, imágenes de las películas “Si cetait lamour”, “Suk suk” y “La nave del odio”.

“Sexo y revolución” es el título elegido para echar a andar, el próximo domingo 20 de junio, la sexta edición del Festival LGTBI de Avilés, una de las actividades mayores que organiza cada año el Centro Niemeyer y que ayer presentaron Carlos Cuadros, el director general del complejo cultural de la ría; Borja Ibaseta, el responsable del certamen cinematográfico, y la directora general de Juventud, Clara Sierra. “Esta sexta edición viene cargada de novedades ilusionantes: ocho largos en sala y online, una nueva sección de cortos programada por nuestra red de festivales LGTBI amigos que podrán verse en 19 países gracias a la AECID del Ministerio de Exteriores, teatro, diseño y mucho activismo en los webinars”, resumió Borja Ibaseta.

“Suk suk”

“Suk suk”

El documental de la apertura es argentino e inicia en Asturias su carrera internacional. Hace unas semanas, Enrique Ardito, su director, participó en el Festival de Buenos Aires con una película en la que da cuenta de la lucha de los homosexuales argentinos desde los años setenta hasta el momento presente: desde el internamiento en psiquiátricos a la pena de muerte de la época de la Junta Militar.

“Si cetait lamour”

“Si cetait lamour”

Esta será la primera de las ocho películas seleccionadas para esta edición. Las otras son: “Si c’etait de l’amour”, de Patric Chiha; “Sus madres”, de Asia Dér y Sara Haragonics; “No hard feelings”, de Faraz Shariat y Paulina Lorenz; “Cosas que no hacemos”, de Bruno Santamaría; “Saint-Narcisse”, de Bruce LaBruce y Martin Girard; “Suk Suk”, de Ray Yeung y “La nave del olvido”, de Nicol Ruiz Benavides.

“La nave del odio”.

“La nave del odio”.

La quinta edición, la del año pasado, se encerró toda ella en la plataforma digital Filmin como consecuencia de la pandemia y de la sucesión de estados de alarma de la primavera pasada. Lo ensayado entonces tuvo éxito y los organizadores este año han dado un paso adelante: al modelo online suman ahora los pases en el auditorio del Centro Niemeyer. Esta combinación “permitirá llevar los contenidos del festival a miles de personas más allá de las fronteras asturianas” , destacaron durante la presentación de la nueva edición del certamen.

Pero la actividad no sólo queda en las proyecciones y en el resultado de los fallos de los jurados. El Festival LGTBI nació con carácter militante. “Más allá de fomentar el respeto a la diversidad sexual a través del arte, queremos servir de plataforma de encuentro y debate de la comunidad”. Así, de manera telemática, la organización ha montado conferencias sobre la escena musical LGTBI, el antirracismo, el activismo en el deporte...

Además, el Centro Niemeyer ha programado la representación de la obra “Puños de harina”. Será en el auditorio, el sábado 19 a las 20.00 horas, el día anterior a la inauguración del festiva. El espectáculo está patrocionado por la Fundación Secretariado Gitano de Asturias. El montaje se centra sobre la violencia, la masculinidad, el racismo y la homofobia y lo hace a través a través de dos historias con personajes relacionados con el mundo del boxeo y la cultura gitana.

Compartir el artículo

stats