DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias llena el ajuar real de mascarillas, y el emérito, sin regalos

La pandemia deja a la Familia Real con la mitad de obsequios que suele recibir en un año, sin que falten detalles asturianos

Los Reyes y sus hijas reciben un ramo de flores de papel de los alumnos de la escuela de Somao;

Los Reyes y sus hijas reciben un ramo de flores de papel de los alumnos de la escuela de Somao;

Un año de pandemia es un mal año para llenar de regalos el ajuar real. Con las salidas y las visitas mermadas, los Reyes y sus altezas reales han tenido menos oportunidad que nunca de ser agasajados. Así que el 2020 se cierra con la mitad de los detalles recibidos por la Familia Real que un año antes (en 2019 se les entregaron 423 regalos y en 2020 quedaron reducidos a 246) y con muchas mascarillas envueltas para regalo: hasta 37 tapabocas recibieron en los últimos meses tanto el Rey como doña Letizia y sus hijas. En concreto el paquete más abundante se donó en Asturias: el Ayuntamiento de Gijón aportó hasta diez artículos anticovid en la visita que el matrimonio real realizó a la ciudad el pasado mes de julio.

La Casa Real ha hecho públicas sus cuentas de 2020 y eso incluye, como vienen haciendo desde 2015, que se levante acta de todos los regalos institucionales recibidos durante el año. La normativa implica que deben ser obsequios relacionados con las actividades oficiales de los miembros de la Familia Real o en el contexto de una actividad oficial “debidamente agendada”. Todos entran a formar parte del Patrimonio Nacional.

Pero si malo es un año de pandemia, peor aún es un año de escándalo. Así que el 2020 pasará a la historia por ser el primero en el que el Rey emérito, Juan Carlos I, se ha quedado sin regalos. No consta ninguno en la relación de presentes institucionales que recibieron los miembros de la Casa Real española –el año anterior sí que se habían notificado tres–. Ninguno ni antes, ni por supuesto después, de que a principios de agosto Juan Carlos I tomara la decisión de abandonar España “ante la repercusión pública generada “por ciertos acontecimientos pasados” de “su vida privada”.

A la Reina Sofía sí que le ha correspondido este año un detalle, una garrafilla azul dorada con inscripción que le entregó la Escuela Superior de Música Reina Sofía.

Además de las mascarillas, a la Familia real le han vuelto a llegar muchos detalles de procedencia asturiana: como la cesta con mantel y mandiles o las flores de papel que recibieron en Somao, un casco de Fernando Alonso obsequio del piloto; una bufanda de la peña azul olivares del Real Oviedo y una batería externa, de la misma peña, que se le entregó a la Reina. Originalidad.

Compartir el artículo

stats