Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lírica se rinde ante Emilio Sagi

El director de escena ovetense, “muy ilusionado y honrado” tras recibir el premio de honor de 25 teatros españoles agrupados en Ópera XXI

Emilio Sagi, en uno de los balcones de su montaje de “La del manojo de rosas” en el Campoamor. | Luisma Murias

Emilio Sagi, en uno de los balcones de su montaje de “La del manojo de rosas” en el Campoamor. | Luisma Murias

Se reconoce un poco “sobrepasado”, pero Emilio Sagi está “encantado” de que en la asociación Ópera XXI, que agrupa a los 25 teatros y temporadas de ópera de España, le concedan su premio honorífico por toda una carrera en la lírica. El reconocimiento le llega después de que el pasado mes de marzo el Ayuntamiento de Oviedo, su ciudad natal, le nombrase hijo predilecto, y de que en diciembre el Gobierno le concediese la medalla de oro al Mérito en las Bellas Artes. De ahí que diga que está “sobrepasado”.

Ópera XXI destaca que Sagi se presentó en Oviedo como director de escena en 1980 con una producción de “La Traviata” de Verdi “y desde entonces ha labrado una carrera de enorme prestigio, convirtiéndose en uno de los artistas españoles con mayor proyección internacional y que más ha contribuido a la actualización, tanto de la ópera como de la zarzuela”. Esto último se pudo comprobar hace apenas dos semanas en el teatro Campoamor de Oviedo, donde se representó su producción de la zarzuela “La del manojo de rosas”. El trabajo es de hace tres décadas, pero sigue cosechando éxitos y aplausos.

El homenajeado celebra que el galardón le llegue de sus compañeros, “me hace mucha ilusión porque son todos los teatros líricos españoles, son compañeros”.

A Sagi le da “un poco de corte” recibir tantos reconocimientos últimamente, pero lo cierto es que 40 años de carrera bien merecen el aplauso. Además, son galardones que le llegan cuando aún sigue en activo. “Sigo trabajando, tengo muchos proyectos”, apunta, y explica que “ahora trabajo un poco menos y necesito un poco más de tiempo para desarrollar los proyectos, pero sigo haciéndolo”, y que así sea.

Emilio Sagi empezó su carrera en el Laboratorio de Danza de la Universidad de Oviedo, a finales de los 70. En esa Universidad se doctoró en Filosofía y Letras por la Universidad de Oviedo, para luego viajar a Londres y estudiar Musicología. Regresó a Oviedo para presentar esa “Traviata” de 1980. En esa década de efervescencia cultural, Sagi fue uno de los motores de la escena ovetense, de que Oviedo entrase en la modernidad.

Tan solo una década después, en 1990, fue nombrado director del teatro de la Zarzuela, cargo que ocuparía hasta diciembre de 1999. Dos años más tarde ejercería de director artístico del Teatro Real de Madrid (2001-2005), cargo que luego ocupó en el teatro Arriaga de Bilbao (2008-2015).

Su experiencia escénica abarca desde la zarzuela barroca hasta la ópera contemporánea, que ha dirigido en varios de los mejores teatros del mundo. Ha impulsado coproducciones con diferentes teatros nacionales e internacionales y llevado ópera y zarzuela a escenarios como La Scala de Milán, entre otros muchos.

Emilio Sagi inauguró la temporada 2019-2020 del Palau de les Arts de Valencia con la dirección de escena de “Le nozze di Figaro”, de Mozart, y dirigió “Il Pirata”, de Bellini, en el Teatro Real de Madrid en diciembre de 2019.

Sagi no ha sido el único ovetense premiado en los terceros galardones concedidos por la asociación de teatros y temporadas de ópera de España. El premio a la mejor nueva producción ha sido para la ópera “Turandot”, de Puccini, programada por el Gran Teatre del Liceu de Barcelona en octubre de 2019. En esa producción trabajó como codirectora de escena la ovetense Susana Gómez. El montaje es responsabilidad del videoartista barcelonés Franc Aleu, que se estrenaba como director de escena de la mano de Gómez. Ópera XXI ha reconocido ahora ese trabajo.

Compartir el artículo

stats