A lo largo de sus doce siglos de historia, el Camino de Santiago ha sido un generador de riqueza económica, un eje de articulación del territorio y un crucial difusor de tendencias culturales y artísticas. En torno a la vía santa ha florecido todo un patrimonio de diversa índole e incuestionable valor, y hasta el propio trazado es ya un bien cultural en sí mismo, reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Pero esta condición patrimonial implica también una responsabilidad, la de proteger esos bienes asociados a la ruta jacobea, y una serie de obligaciones que, en ocasiones, puede llegar a dificultar este esfuerzo. Todas estas variables centrarán la quinta y última de las jornadas técnicas “Oviedo, origen del Camino”, que organiza LA NUEVA ESPAÑA bajo el patrocinio de AC Hotel Oviedo Forum y con la complicidad del Ayuntamiento de Oviedo. Un encuentro, bajo el título “Oviedo, origen del Camino. La protección”, en el que participarán Alberto Aza, Isidro Bango y María Rosario Alonso, y que se celebrará en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA este viernes, a partir de las 18.00 horas. Asistirán también al debate el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, y el concejal de Hostelería, Turismo y Congresos, Alfredo García Quintana.

Los tres participantes en el debate acreditan un extenso conocimiento del Camino de Santiago, cada uno desde su ámbito. El historiador del arte Isidro Bango Torviso, catedrático de Arte Antiguo y Medieval de la Universidad Autónoma de Madrid, es un auténtico referente para los medievalistas españoles. Durante su dilatada trayectoria ha publicado numerosos trabajos centrados en el arte de la ruta jacobea, entre ellos el libro “El Camino de Santiago”, publicado originalmente en 1993 y que ha sido reeditado en diversas ocasiones, siendo ya una obra de referencia para los estudios sobre el arte de la vía santa. Entre sus numerosas publicaciones, destacan también sus trabajos sobre arquitectura románica y sobre el arte prerrománico.

María Rosario Alonso, catedrática de Derecho Administrativo de la Universidad de Oviedo, es autora de siete monografías jurídicas y de más de una centenar de artículos en revistas científicas y capítulos en libros colectivos. Ha participado en la redacción de anteproyectos que han servido de base a la aprobación de leyes y reglamentos en el Principado de Asturias, como la Ley 1/2001 de Patrimonio Cultural. Delegada Regional de Hispania Nostra en Asturias, entre sus publicaciones se encuentra la obra “Los Caminos de Santiago en Asturias. Miradas cruzadas sobre su tratamiento jurídico y gestión patrimonial”, que ha dirigido, y en la que participa además como autora del capítulo “El marco jurídico del Camino de Santiago en Asturias”.

Por su parte, el diplomático Alberto Aza fue director del gabinete del presidente Adolfo Suárez (entre 1977 y 1981) y embajador en Belice, México y Reino Unido, antes de ser nombrado, en 2002, jefe de la Casa de Su Majestad el Rey de España, una responsabilidad que ostentó durante nueve años. Desde 2012, Aza es consejero permanente de Estado y presidente de la Sección Quinta del Consejo de Estado de España. Apasionado del Camino de Santiago, Aza lleva tres décadas recorriendo los distintos itinerarios jacobeos, una pasión que ha transmitido a sus hijos y a sus nietos.