DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La senda al Monsacro se reivindica como primera etapa del Camino Primitivo

Los alcaldes de Oviedo, Morcín, Ribera de Arriba y Riosa defienden la Ruta de las Reliquias para “situar a Asturias a la cabeza del turismo”

Por la izquierda, Fernando Delgado, Tomás Fernández, Alfredo Canteli, Ana Isabel Díaz, Maximino García, Ramón Rodríguez y Montse García. | Bernabé Valle

Por la izquierda, Fernando Delgado, Tomás Fernández, Alfredo Canteli, Ana Isabel Díaz, Maximino García, Ramón Rodríguez y Montse García. | Bernabé Valle

Pocas veces es posible poner de acuerdo a los alcaldes de cuatro municipios, máxime sin son de distinto signo político. Lo ha logrado la Ruta de las Reliquias, la senda que se recorre en 20.000 pasos y que une la Cámara Santa de Oviedo con las capillas del Monsacro, el mágico monte situado en el concejo de Morcín en el la historia dice que estuvieron depositadas las joyas de la cristiandad.

Los alcaldes de Oviedo, Alfredo Canteli (PP); Morcín, Maximino García (IU); Riosa, Ana Isabel Díaz (IU), y Ribera de Arriba, Tomás Fernández (PSOE), unieron ayer sus fuerzas para reivindicar ese recorrido como un atractivo está llamado “a situar a Asturias en primera línea del turismo nacional e internacional”, en palabras de Alfredo Canteli. Los regidores participaron ayer en el Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA) en la mesa redonda sobre la Ruta de las Reliquias.

Canteli confesó estar muy ligado emocionalmente al recorrido. Su amigo Manuel Llaneza, presidente del club de senderismo del Centro Asturiano, falleció de regreso a Oviedo cuando en 2016 la plataforma de Amigos del Monsacro organizó la ruta de los 20.000 pasos. Canteli la realizó al año siguiente en memoria de su amigo.

Además de esa vinculación personal, el alcalde de Oviedo insistió en que “Asturias no puede seguir siendo un elemento marginal en las rutas de las peregrinaciones” y por eso defendió una ruta con tintes épicos “que mezcla realidad y leyenda y que dota a Asturias de un relato clave para el desarrollo turístico”. El regidor ovetense invitó a sus colegas de Morcín, Riosa y Ribera de Arriba a “generar ese relato con lo que la historia y la cultura nos ha dado”.

El público que llenó el salón de actos del Ridea. | Bernabé Valle

Todos los participantes mostraron su voluntad de trabajar unidos. El alcalde de Morcín, concejo en el que se levanta el Monsacro, auguró a la ruta “un futuro prometedor para atraer turistas y conocer una historia de la que aún queda mucho por investigar”. Maximino García anunció que el Ayuntamiento de Morcín ya ha dado un primer paso, el Pleno aprobó ayer una inversión de 600.000 euros, con cargo a los Fondos Mineros, para firmar un convenio con la Universidad de Oviedo para continuar con los estudios sobre el Monsacro y para mejorar los accesos al monte”.

El regidor morciniego subrayó la necesidad de “aunar esfuerzos y evitar piquillas porque el Monsacro va mucho más allá de Morcín”. García defendió que en el contexto del año xacobeo “tenemos que intentar que la Ruta de las Reliquias sea una etapa, la cero o la uno, del Camino de Santiago”. Para ello entiende que “en el Monsacro deben convivir la ganadería, la cultura y el deporte”.

Una de las rutas principales para llegar al Monsacro parte de Vipará, en Riosa. La alcaldesa, Ana Isabel García, pidió ayer a sus compañeros de mesa “unirnos y alejarnos de localismos” para promover la Ruta de las Reliquias. A quienes se dedican a hacer ese camino les invitó a que “luego suban al Angliru y pasen a las mina de Rioseco”.

Pero para llegar hasta allí es necesario atravesar el concejo de Ribera de Arriba, el más cercano a Oviedo. Lo apuntó su alcalde, Tomás Fernández, que celebró que “los alcaldes nos pongamos de acuerdo para hacer cosas independientemente de nuestras siglas políticas”. Fernández tiró por lo suyo al afirmar que la Ruta de las Reliquias “es una fantástica oportunidad para conocer Ribera de Arriba”.

El director del Ridea, Ramón Rodríguez, que fue el encargado de dar paso a los participantes en la mesa redonda. Sentó las bases de lo que debe ser esa reivindicación común y lo comparó con lo hecho por Manuel Fraga en Galicia en los años 90 con la promoción del Camino de Santiago.

Nace la Asociación de Amigos del Monsacro


La mesa redonda en la que participaron los alcaldes de Oviedo, Morcín, Riosa y Ribera de Arriba, sirvió para cerrar en el Ridea el ciclo de conferencias sobre el Monsacro, pero también para presentar en sociedad a la Asociación de Amigos del Monsacro. La Asociación nace de la plataforma creada en 2016 para defender el mágico monte. Ahora, explicó ayer Fernando Delgado, cronista oficial del concejo, aquella plataforma se ha constituido en Asociación. “Con la unión se pueden conseguir objetivos que parecían imposibles”, afirmó Delgado. La Asociación está presidida por Montse García que anunció que entre sus primeros proyectos está la elaboración de una guía didáctica para que los escolares asturianos conozcan la magia del Monsacro.

Compartir el artículo

stats