La violinista, compositora y cantante María de la Flor ofreció ayer un recital en el teatro Jovellanos de Gijón dentro del ciclo “Encaja2”. La joven artista madrileña debutó en 2019 con los singles “Dice la abuela” y “Desierto”, y este mismo año ha publicado su primera grabación, con cuatro nuevas composiciones en las que se adivinan influencias del folclore hispano y latinoamericano que ayer puso en escena en Gijón.