El Museo de Arte Sacro de Tineo resurge de la mano de la Fundación Valdés-Salas. A partir del próximo martes, 15 de junio, comenzarán las visitas guiadas a esta exposición permanente –una veintena de tallas religiosas en madera– ubicada en la iglesia parroquial de San Pedro y, en concreto, en la capilla de Merás del mencionado templo.

Calvario de Pozón.

Calvario de Pozón.

Es una exposición cuya renovación ha contado con el asesoramiento de Lorenzo Arias y Raquel Alonso, profesores titulares de Historia del Arte de la Universidad de Oviedo. Ambos expertos subrayan el valor sobresaliente de alguna de las piezas allí expuestas, como la Virgen de Bebares (siglo XII) o el Calvario de Pozón (finales del siglo XIII). Toda la colección ofrece, según sus palabras, un recorrido desde el Románico al Barroco a través de piezas procedentes tanto de talleres más cultos como de otros más populares. “Todas se entremezclan armónicamente en esta muestra”, añaden.

Las visitas guiadas correrán a cargo de un especialista en Historia del Arte y habrá pases cada media hora entre las 11:00 y las 15:00 horas. Las visitas en grupos se realizarán con cita previa concertada en el número 684 636 912. Esta nueva actividad cultural, que se prolongará durante todo el verano, contribuirá a reforzar en este los atractivos de Tineo, uno de los concejos clave de la Ruta Jacobea, en este Año Santo Compostelano. Visitar este museo será también, como apunta Lorenzo Arias, una forma de viajar muchos siglos atrás para ver las mismas tallas que contemplaron los primeros peregrinos jacobeos.

Renace el Museo de Arte Sacro de Tineo

Renace el Museo de Arte Sacro de Tineo

En esta colección de tallas de madera, que van desde los siglos XII al XVII, sobresale la Virgen de Bebares, una imagen “bellísima y aristocrática”, como la definen los expertos de la Fundación Valdés-Salas, una entidad cultural recientemente reconocida con el premio “Asturiano del mes” de LA NUEVA ESPAÑA por su promoción del Camino de Santiago. La Virgen de Bebares es según los especialistas vinculados a la Fundación Valdés-Salas, “un ejemplo de imaginería producida por un taller de calidad” que “muestra las características propias del románico internacional, presentando a María como trono de su hijo, bella pero distante”.

Un Santiago peregrino del siglo XV.

Un Santiago peregrino del siglo XV.

Junto con esta pieza, también se expone el “impresionante” Calvario de Pozón (siglo XIII). El calvario es una obra representativa de la “humanización característica del periodo gótico”, en el que “a Cristo se le representa en su faceta humana, muerto y con la cabeza inclinada sobre el pecho”, detalla la Fundación Salas en el material promocional del renacido museo tinetense.

Renace el Museo de Arte Sacro de Tineo

En este viaje expositivo desde el Románico al Barroco, “coexisten obras cuya realización exigió una inversión notable junto a las que, más económicas, satisfarían sin embargo la devoción de los grupos promotores y también sus necesidades de representación y autorreconocimiento como colectivo. Este es uno de los principales capitales de la colección, y esa es la razón por la cual las piezas sencillas, representativas de la imaginería popular de la época, se muestran junto a sus compañeras cultas por grupos temáticos”.

Reflejo de esas piezas surgidas de talleres más populares y con menos recursos están “las humildes pero expresivas representaciones” del apóstol Santiago, del siglo XV. Un Santiago peregrino, de verdes ropajes, es una de las piezas más destacadas de este grupo que refleja “la importante posición del territorio de Tineo en el Camino de Santiago”.

Todas las tallas proceden del concejo de Tineo. Que se hayan preservado es algo “tan infrecuente como afortunado”, destaca la Fundación Valdés-Salas, que reconoce el esfuerzo personal de quienes contribuyeron a ello, como es el caso de los párrocos José Fernández Villamil, Jesús Álvarez Martínez y Cándido García Tomás, así como los miembros de la Comisión parroquial, primero, y la Comisión promotora del Museo de Arte Sacro de Tineo, de la que formaron parte la Asociación Conde de Campomanes, la Asociación astur-galaica del Interior de Amigos del Camino de Santiago y, más adelante, Ayuntamiento de Tineo, más adelante.

La restauración pendiente del Cristo de Obona

Cristo de Obona.

Cristo de Obona.

La restauración del Cristo del Monasterio de Obona es uno de los proyectos que la Fundación Valdés-Salas tiene en cartera, dada la significación de esta pieza como “hito emblemático en el Camino de Santiago”. Será la siguiente tarea que la Fundación abordará después de la restauración de la Colegiata de Salas y, más adelante el mausoleo de Fernando de Valdés-Salas, fundador de la Universidad de Oviedo, una obra de Pompeo Leoni.