Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un sueño musical hecho realidad

Tres estudiantes del Conservatorio Superior de Oviedo viajan a Madrid para integrarse en una orquesta internacional dirigida por Dudamel

Sara García y Jesús Méndez, ayer, con sus instrumentos, en la Universidad Laboral de Gijón. | Juan Plaza

Sara García Canal es de Gijón, tiene 20 años y estudia segundo curso de violonchelo en el Conservatorio Superior de Música “Eduardo Martínez Torner” y siempre ha querido tocar en una orquesta. Jesús Méndez Camacho, también de 20 años y de Gijón, estudia segundo de violín en el mismo centro. Laura Morena González, es de Madrid, tiene dos años más y está en cuarto de violín. Llegó a Oviedo atraída por la calidad de la enseñanza del Conservatorio.

Los tres viajan hoy a Madrid a cumplir un sueño. Se integrarán en la orquesta “Encuentros”, creada por el venezolano Gustavo Dudamel, al que estos estudiantes consideran “el mejor director de orquesta del mundo”. A partir de hoy mismo se pondrán a trabajar con jóvenes llegados desde México, Estados Unidos, Bolivia, Chile, Argentina, Venezuela, Colombia, Perú, Nicaragua y Portugal. El próximo día 21 tocarán nada menos que en el Museo del Prado, cuatro días después lo harán en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo y esa pequeña gira se cerrará en Canarias con dos conciertos consecutivos, los días 27 y 28 de este mes.

Sara García reconoce que no esperaba ser una de las tres personas seleccionadas para participar en el proyecto de Dudamel. Durante el proceso de selección en Oviedo los profesores del departamento de Cuerda tenían que enviar tres vídeos a la Fundación Dudamel, enviaron cuatro y ella, que ocupaba ese cuarto puesto, fue seleccionada. “Cuando me llamó el director del Conservatorio, Fernando Agüeria, no me lo podía creer, me llevé una alegría tremenda”, confiesa la joven. La chelista, al igual que sus otros dos compañeros, viajan a Madrid con la intención de trabajar muy duro, “es algo maravilloso, una oportunidad de vivir una experiencia única”, subraya García, que apunta además que “el nivel del resto de músicos va a ser muy alto y eso nos motivará para seguir trabajando”.

Laura Morena, con su violín, ayer en Oviedo. | Bernabé Valle

Su compañero Jesús Méndez había salido “muy contento” de la prueba en el Conservatorio de Oviedo. “Esperar no me lo esperaba”, reconoce, aunque sí señala que “había trabajado mucho y sabía que iba a hacer bien la prueba”. De hecho salió “muy contento” de la audición ante el jurado, los profesores del Conservatorio ovetense en aquella suerte de examen que tuvo luchar el pasado mes de abril.

Méndez asegura que Dudamel, “si no es el mejor director del mundo, está claro que es uno de los mejores” y tocar con él “con tan solo 20 años” es “una oportunidad muy buena”. El violinista va a Madrid “a trabajar mucho y a disfrutar de la experiencia” de compartir música con compañeros de todo el mundo. “Estaremos allí hasta el día 25, que venimos a tocar a Oviedo, y luego nos vamos a Canarias”, explica el gijonés.

Para su compañera de violín, aunque de cuarto curso, la madrileña Laura Morena, lo que van a vivir estas semanas “es un sueño hecho realidad”. Llegó a Oviedo a estudiar violín por las buenas referencias que tenía del Conservatorio “Eduardo Martínez Torner” y parece que no se equivocó. “Después de tantos años de trabajo, es un sueño poder tocar en una orquesta con uno de los mejores directores del mundo”, insiste.

Morena mira hacia el futuro y cree que esta experiencia “me va a formar mucho como violinista y como músico de orquesta” y está convencida de que “estar en un proyecto de renombre como este podría ser muy importante para nuestro currículum”. Así que hoy vuelve a Madrid “deseando conocer a músicos de otros países y ver cómo es el sistema de formación de cada uno de ellos”.

Estos tres estudiantes serán los representantes de España en la orquesta “Encuentros”, lo que para el director del Conservatorio Superior de Oviedo “es todo un orgullo”. Fernando Agüeria se felicita de que el propio maestro Dudamel haya seleccionado, tras audición previa entre multitud de jóvenes estudiantes europeos y americanos, a estos tres alumnos. “Viene a refrendar, una vez más, el excelente nivel de nuestro centro, que es capaz de situar entre los mejores músicos jóvenes del mundo a tres de nuestros estudiantes”. Agüeria está seguro de que los chavales “sabrán aprovechar la oportunidad”. Eso sí, lamenta que “a veces, quizá porque estamos en Asturias, no nos valoramos lo suficiente y tienen que venir grandes maestros de fuera para hacérnoslo saber”.

Compartir el artículo

stats