Los meteorólogos pronostican que este verano será más seco y cálido que los anteriores. Pero de momento, la realidad es que el estío ha llegado al Principado con pinta de invierno: con mucha lluvia y frío. Tanto, que en algunos bares han decidido recuperar de sus cocinas platos totalmente invernales. "Hay caldo y sopas de ajo", reza el cartel de un bar de la avenida de Colón de Oviedo.

No es para menos. Según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), las temperaturas máximas en la capital serán hoy de 16 grados. Además, está previsto que llueva de manera intermitente durante toda la jornada. El pronóstico para mañana es prácticamente el mismo. No será hasta el jueves cuando las nubes comiencen a disiparse y los termómetros comiencen a alcanzar cotas más propias de estas latitudes del año.

La previsión para el resto de la región es prácticamente idéntica. De hecho, en puntos cercanos a la cordillera hoy se han registrado temperaturas por debajo de los 10 grados.

Por todo ello no es de extrañar que en más de un bar hayan pensado en recuperar caldos y sopas de ajo. Desde luego, parecen más apropiados para estos días que un gazpacho o un salmorejo.