Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Bellas Artes celebra la colección Villagonzalo

La exposición “Gusto y tradición”, desde mañana en el museo, reúne lo mejor del excepcional depósito de María Luisa Corrada

Alfonso Palacio contempla el dibujo de Goya incorporado al museo con el depósito de los Villagonzalo. | Miki López

Alfonso Palacio contempla el dibujo de Goya incorporado al museo con el depósito de los Villagonzalo. | Miki López

La asturiana María Luisa Corrada, viuda del noveno conde de Villagonzalo, pasará a la historia como una de las mayores benefactoras del Museo de Bellas Artes de Asturias por el deposito de más de una treintena de obras de arte de la colección familiar. Mañana, a las 11.30 horas, la gran pinacoteca regional inaugurará la exposición “Gusto y tradición”, con una selección de 23 de esos cuadros. Servirá de presentación de los nuevos fondos y de celebración de la feliz noticia. Además, permitirá apreciar la calidad y la importancia de un depósito que, por muchas razones, es excepcional. Hasta el 26 de septiembre los cuadros se expondrán juntos; luego se distribuirán por las salas, enriqueciendo el discurso museístico.

Entre todas las piezas que se incorporan al Museo gracias a la generosidad del Condado de Villagonzalo y que se podrán contemplar desde mañana en el Palacio de Velarde destaca “uno de los mejores dibujos de Goya”, a juicio del director del Bellas Artes, Alfonso Palacio. Data de la última época del artista, la que transcurrió en Burdeos, y se estima que fue realizado hacia 1825. Representa a una maja y, a su lado, una amenazante figura de Celestina. La pista de esa obra se perdió durante años, hasta principios del siglo XX, cuando fue recuperada y paso a formar parte de la colección del Condado de Villagonzalo.

El dibujo de Goya es la pieza más rara de la exposición, pero hay muchas otras de una factura exquisita y de gran interés artístico. Con el depósito de Villagonzalo entran en el Museo asturiano autores inéditos en sus salas como Massimo Satanzione, Peter Snayers, Pierre Mignard, Angelo Maria Crivelli, Giovanni Battista Pittoni, Johan Georg Platzer, Louis Michel van Loo, Jacques-Philippe Caresme, Giovanni Battista Lampi, Ernest Hébert. Mariano Salvador Maella, Federico de Madrazo, Vicente López, Ramón Bayeu y Carlos de Haes, que ya tienen obra en la pinacoteca, refuerzan su presencia.

María Luisa Corrada González, condesa viuda de Villagonzalo, es asturiana, de Santoveña, en Amieva, y por amor a su tierra natal y en recuerdo de su marido fallecido, Juan Andrés Maldonado Chávarri, decidió poner a disposición de los asturianos su colección de arte, entregándola en depósito al principal Museo regional.

La benefactora del Bellas Artes no estuvo en Oviedo el día en que el Museo anunció la recepción del depósito, pero envió unas palabras por escrito, que fueron leídas durante el acto y en las que dejaba constancia de su “gran cariño” por Asturias y de la “enorme satisfacción” que suponía para ella que la colección reunida por su marido, muy pocas veces mostrada en público, pudiera ser contemplada y disfrutada en el “fantástico marco” del Palacio de Velarde. La colección de los Villagonzalo se forjó durante cien años, desde finales del XIX, y en ella hay obras de entre los siglos XV y XIX. Las depositadas en el Museo de Asturias constituyen solo una pequeña parte de ellas.

Compartir el artículo

stats