Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Festival de San Sebastián suprime la distinción de género

El certamen concederá un premio a la mejor interpretación, sin distinguir entre masculina y femenina, como ya hizo la Berlinale

José Luis Rebordinos, ayer, durante la presentación del cartel del 69.º Festival de San Sebastián. | Efe

José Luis Rebordinos, ayer, durante la presentación del cartel del 69.º Festival de San Sebastián. | Efe

El Festival de San Sebastián, que tendrá como imagen de su 69.ª edición a la actriz estadounidense Sigourney Weaver, suprime la distinción de género. Ya no habrá una “Concha de Plata” a la mejor actriz y otra al mejor actor, sino que se unificarán en una “Concha de Plata” a la mejor interpretación protagonista y habrá otra “Concha de Plata” a la mejor interpretación de reparto, un galardón que hasta el momento no formaba parte de los premios oficiales. En ambos casos se podrá conceder ex aequo.

El anuncio lo ha hecho este martes el director del certamen donostiarra, José Luis Rebordinos, en el tradicional acto de presentación de los carteles de la próxima edición, que se celebrará entre los días 17 y 25 del próximo mes de septiembre. La decisión de suprimir la distinción de género es idéntica a la tomada por la Berlinale, que en agosto del año pasado anunció que en la edición de 2021 se entregaría un galardón “de género neutro” para reconocer a los intérpretes sin distinguir entre actores y actrices.

Eso quiere decir que “el cambio obedece a la convicción de que el género, una construcción social y política, deja para nosotros de ser un criterio de distinción en la actuación”, explicó Rebordinos. “El criterio para el jurado será el de distinguir entre malas o buenas actuaciones, sumándonos así al camino iniciado ya por nuestras amigas y amigos del Festival de Berlín”, ha anunciado en un comunicado el director del festival de San Sebastián.

El Zinemaldia se prepara para una cita que espera que sea presencial en todas sus secciones, aunque algunos cambios causados de la pandemia del covid-19 “han llegado para quedarse”, como las actividades de industria, que tendrán un formato mixto, entre lo virtual y lo presencial.

Para el Zinemaldia estos “son momentos de cambio y de toma de decisiones. Seguimos con atención los debates que en estos momentos se producen en el interior del movimiento feminista sobre este y otros temas. No tenemos certezas, pero sí voluntad de seguir evolucionando y ayudando a construir una sociedad más justa e igualitaria”, concluyó el director del certamen.

Compartir el artículo

stats