Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cirujanos madrileños viajan al HUCA, operan a una recién nacida y la trasladan al Doce de Octubre

La niña, prematura y de muy bajo peso, nació con una infección muy severa que no respondió a los tratamientos de los médicos asturianos y permanece ingresada en Madrid

Una de las ambulancias asturianas que trasladaron a Madrid a la recién nacida, al equipo médico y el instrumental quirúrgico. | LNE

Una de las ambulancias asturianas que trasladaron a Madrid a la recién nacida, al equipo médico y el instrumental quirúrgico. | LNE

Nació el pasado lunes con muy bajo peso. Los médicos le diagnosticaron una infección muy severa que no podía ser tratada en Asturias. Desde Madrid vino un equipo completo de cuidados intensivos pediátricos. Operaron a la niña y la prepararon para que pudiera resistir su primer viaje: más de 400 kilómetros. Acto seguido, iniciaron el traslado de la pequeñísima pasajera, que desde ayer, jueves, lucha por la vida en el Hospital Doce de Octubre de la capital de España. Su situación era razonablemente estable al cierre de esta edición.

Esta es la síntesis de la odisea de una recién nacida que vino al mundo este lunes en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Era prematura y de bajo peso. Para complicar más las cosas, muy pronto los médicos le detectaron una fuerte infección. “Lo más probable es que la contrajera en el canal del parto”, explicaron a este periódico fuentes sanitarias. Los tratamientos que se aplicaron al cuadro de shock séptico no dieron resultado de ningún tipo.

Fue ingresada en la UCI de neonatos del HUCA. Los facultativos determinaron que debía ser llevada a un hospital dotado de más recursos tecnológicos. Al mediodía del miércoles, el SAMU (Servicio de Asistencia Médica Urgente de Asturias) solicitó a la empresa de ambulancias Transinsa un traslado urgente.

Dos ambulancias asturianas viajaron hasta Madrid. Una de ellas recogió a un equipo médico en el Doce de Octubre, y volvió a Oviedo con una dotación de instrumental quirúrgico. La otra ambulancia recogió a otros dos sanitarios, con más equipamiento médico.

Una de las ambulancias asturianas que trasladaron a Madrid a la recién nacida, al equipo médico y el instrumental quirúrgico. | LNE

Una de las ambulancias asturianas que trasladaron a Madrid a la recién nacida, al equipo médico y el instrumental quirúrgico. | LNE

La primera ambulancia llegó al HUCA a las 20.00 horas del mismo miércoles. La segunda, a las 00.30 horas de la madrugada de ayer, jueves. Los sanitarios madrileños operaron al bebé: le implantaron un ECMO, dispositivo de ventilación mecánica que permite realizar la función respiratoria y limpiar la sangre, y al mismo tiempo alivia el trabajo de los pulmones. Otra tarea delicada consistió en estabilizar al bebé antes de emprender viaje. A las 03.30 horas de la madrugada volvieron a salir hacia el Doce de Octubre, donde la recién nacida ingresó a las 07.45 horas de ayer, jueves. En el HUCA existen abundantes recursos médicos y quirúrgicos para recién nacidos y niños. Pero no todos. Máxime si se trata de bebés de muy pequeño tamaño. Para determinados tratamientos y técnicas altamente costosos y muy poco frecuentes están designados algunos hospitales de referencia nacional –principalmente de Madrid– que centralizan los servicios para todo el país.

Según ha podido saber LA NUEVA ESPAÑA, operativos de la envergadura del desplegado para atender a la recién nacida asturiana son muy poco frecuentes. La coordinación fue óptima. Los integrantes de los equipos pusieron todo de su parte. Ahora toca cruzar los dedos y desear que a la pequeñísima paciente le salga redondo su primer gran viaje.

Compartir el artículo

stats