Los trabajos de limpieza y restauración del monumento de la memoria democrática situado en el antiguo campo de concentración de Arnao, en Castropol, y que fue dañado en un acto vandálico. han finalizado.

Para la eliminación de las pinturas, según informa el Gobierno del Principado, se aplicaron dos métodos: se actuó sobre la piedra con un producto decapante para retirar luego los restos con un cepillado. Y para lograr su completa eliminación se lijó la superficie afectada.

El de Arnao fue uno de los campos que albergó a más prisioneros y más tiempo estuvo en funcionamiento, desde 1938 hasta1943.