“Consecuencias de la sed”, dirigida por la compañía asturiana “Higiénico Papel”, se estrenó ayer en el teatro Jovellanos. Pablo Dávila y Juan Cossío, bailarín y flautista, respectivamente, se las ingeniaron para mezclar música y danza y emocionar a los asistentes, que disfrutaron de una velada marcada por los sentimientos a flor de piel. Los artistas asturianos, residentes en el extranjero, quisieron reflejar las consecuencias que tienen en el ser humano la pérdida de aquello que desea mantener en su vida, y las fases del duelo a las que se enfrenta después. Cossío y Dávila realizaron una “performance” que acompañaron con elementos audiovisuales a cargo de Celia Alonso. Sam Peña, al piano, también formó parte del espectáculo. La dirección de escena fue tarea de Laura Iglesia, una de las figuras más importantes de “Higiénico Papel”, compañía de teatro que este año cumple 25 años de antigüedad.

El público supo reconocer el talento de los artistas asturianos, a los que ovacionaron al terminar el espectáculo.