El Tribunal Supremo ha admitido a trámite el recurso de casación presentado por la defensa de Javier Ledo, condenado a 24 años de cárcel por el asesinato de la gijonesa Paz Fernández Borrego en Navia en 2018. Ledo fue declarado culpable del crimen por un jurado popular y ratificada su condena por el TSJA. Los magistrados del Supremo revisarán el fallo el 7 de septiembre.

Y, precisamente los días 6 y 7 de septiembre, las principales asociaciones de mujeres de Asturias, han organizado dos movilizaciones, en Gijón y en Madrid, con el propósito de que no se modifique la última sentencia. Este colectivo formado por 27 asociaciones denuncia que si el Supremo finalmente hace caso al recurso presentado por Ledo –sustituir la condena por asesinado por otra por homicidio y eliminar el agravante de desprecio de género– se aplicaría una rebaja de la condena a 12 años de cárcel, “lo que supondría que este asesino podría empezar a salir de la cárcel con permisos de un año. ¡Qué escándalo!”, aseguran los grupos feministas en un comunicado hecho público ayer.

Este colectivo, que ya se manifestó durante el proceso judicial, y puso en marcha la campaña “Justicia para Paz”, considera que el 7 de septiembre, y sin posibilidad de recurso, el Supremo “podría echar abajo una sentencia que tanto nos ha costado conseguir y que es patrimonio del conjunto del movimiento feminista y de quienes luchamos día a día contra los crímenes machistas. No vamos a quedarnos de brazos cruzados mientras la justicia patriarcal utiliza esta artimaña misógina”, añaden.