Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guerra abierta entre el Principado y la Fundación Selgas-Falgalde por la millonaria pérdida de un Goya

La consejera de Cultura reconoce que sabía desde mayo de 2020 que las ventas estaban previstas

La Inmaculada Concepción de El Greco, en la quinta de El Pito. | L. Murias

Guerra abierta entre el gobierno del Principado y la Fundación Selgas-Fagalde. El Ejecutivo asturiano ha pedido al Protectorado de Fundaciones –dependiente del Ministerio de Cultura– que intervenga a esta entidad, cuya gestión del legado artístico y patrimonial reunido en torno a la quinta de El Pito (Cudillero) ha quedado en entredicho después de que la Fundación Selgas acudiera a la venta de sus principales obras pictóricas (un Goya y un Greco) para sortear las dificultades económicas creadas por sus inversiones inmobiliarias.

La Consejería de Cultura también estudia posibles acciones “para determinar la legalidad” de la venta del cuadro “Aníbal vencedor” de Goya por 3 millones de euros a la Asociación de Amigos del Prado y por la mitad del valor con el que la obra figuraba en las cuentas de la entidad, tal y como desveló LA NUEVA ESPAÑA. La peculiaridad del caso es que la consejera Berta Piñán forma parte del patronato de la entidad y votó a favor de la venta de ese mismo lienzo. Pero no lo hizo en persona: tenía en Asturias una “reunión urgente del comité covid” y no pudo asistir al patronato del 16 de noviembre de 2020, donde se acordó por unanimidad la venta, así que delegó su voto en el presidente de la fundación, el abogado Gregorio Peña Varona, y éste lo uso para alcanzar la unanimidad a favor de las ventas. Posteriormente, Piñán escribió una carta “manifestando su oposición a tales ventas”, se retractó en público, lamentó su error reiteradamente y rechazó el uso que Varona había hecho de su delegación de voto.

Peña Varona, en declaraciones a LA NUEVA ESPAÑA, “garantizó” que la consejera había sido puntualmente informada de los trámites para vender el cuadro en la reunión del 21 de mayo de 2020. Del mismo modo, insistió en que todos los representantes públicos presentes en el patronato (Principado, Iglesia y Universidad) habían estado puntualmente informados de la operación desde 2014, cuando empezó a estudiarse la venta. En una nota hecha pública ayer, Piñán reconoce este hecho, hasta ahora inédito, y explica que “la única reunión del patronato” a la que asistió “mediante conferencia telefónica múltiple” durante 2020 fue la celebrada ese día de mayo. Añade que “en el punto del orden del día dedicado al análisis del impacto económico de la covid, el patronato acuerda facultar al presidente para buscar el equilibrio financiero de la Fundación a través de crédito y seguir con las gestiones que se habían iniciado hacía tiempo sobre la venta de dos cuadros. Del mismo modo, se manifiesta que la venta ya estaba acordada en reuniones anteriores”. Es decir, en noviembre ya sabía que la Fundación quería vender sus joyas pictóricas.

Pese a que, tal y como reconoce la consejera y explica Peña Varona, todos los miembros del patronato estaban al corriente de que Asturias iba a perder estos dos cuadros, los planes para vender el Goya y el Greco no fueron públicos hasta el 9 diciembre de 2020, cuando LA NUEVA ESPAÑA revela que la Fundación Selgas planeta vender al museo de arte de Budapest su Inmaculada Concepción de El Greco. Finalmente, el Ministerio de Cultura frenó esta exportación, abortó la venta y ahora el cuadro, según se ha visto ese verano, está colgado en la quinta de El Pito.

Ayer fue un día agitado para todos los implicados en esta polémica. El caso de la Fundación Selgas-Fagalde fue cogiendo temperatura política –hasta llegar a quemar– a lo largo de toda la jornada de ayer. Comenzó, de mañana, con una rueda de prensa de Foro Asturias en la que la formación anunciaba su intención de acudir a la fiscalía por lo que consideraba “el mayor expolio de Asturias en los últimos años”. También pedía la intervención de la Fundación. LA NUEVA ESPAÑA pudo saber a esa misma hora que el grupo de Podemos en la Junta estaba preparando otra denuncia ante el ministerio público, también por la controvertida gestión del legado de los Selgas. Trascendió también que el PP –que ya ha pedido una comisión de investigación en la Junta General– llevará el asunto al Congreso de los Diputados, para que el Ministro de Cultura, Miguel Iceta, explique cuál ha sido la labor del Protectorado de Fundaciones en este caso.

También por la mañana, Pablo León, director general de Patrimonio, hablaba del asunto en su visita al Museo del Jurásico (Colunga). Reiteraba el ultimátum que había lanzado el miércoles la Consejería de Cultura: la Fundación ha de encargar de forma “inmediata” una auditoría externa de sus cuentas y tiene 20 días para enviar el inventario de sus obras, que servirá para hacer una declaración de la quinta y su colección como Bien de Interés Cultural (BIC); en caso contrario, habrá sanciones.“Si no se cumplen los plazos, incoaremos un expediente sancionador y tomaremos las medidas necesarias, incluso recurriendo a la justicia si es oportuno, para hacer efectiva esa petición que les hemos dado de acuerdo a la Ley de Patrimonio Cultural”, comentó Pablo León, según informa María VILLORIA. Sobre lo dicho por su departamento el día anterior, dio un paso más. León indicó que la consejería analizará la documentación que les mande la Fundación y la contrastará con la facilitada por el Protectorado de Fundaciones para “tomar decisiones” sobre si las ventas “fueron de acuerdo a derecho”. En este sentido, el Protectorado de Fundaciones aseguró ayer a LA NUEVA ESPAÑA que “la Fundación comunicó la operación de venta (del Goya) una vez realizada, al estar declarado como bien no dotacional”.

Ya por la tarde, en torno a la seis y media, cayó la bomba. El Gobierno asturiano aceleraba su estrategia ofensiva, que inició el miércoles después de meses de reticencias y de vagas explicaciones aportadas sólo en intervenciones de la consejera en el parlamento asturiano. Ya no sólo lanzaba un ultimátum a la Fundación para que le remitiera el inventario de las obras de arte, ahora pedía la intervención de la entidad por parte del Protectorado de Fundaciones, órgano adscrito al Ministerio de Cultura. Además, en esa nota se aludía a la posible ilegalidad de las ventas.

LA NUEVA ESPAÑA desveló que en la reunión del 16 de noviembre pasado, todos los miembros del patronato –incluida la consejera, aunque por delegación de voto– habían respaldado una declaración por la que se consideraba al Goya y al Greco como bienes excluidos de la dotación fundacional. Así se eludiría el mandato estatutario de mantener la integridad de la colección artística. Sobre este particular, el Principado dic que “ha analizado la legalidad de los acuerdos adoptados en relación con la venta de los cuadros de Goya y El Greco, por considerar que pueden haber concurrido omisiones de requisitos obligatorios y formales en la tramitación de la venta de bienes de la Fundación que podrían atentar contra los fines fundacionales, las previsiones estatutarias y la Ley de Fundaciones. Por todo ello, unido a las revelaciones aparecidas en prensa en los últimos días, la Consejería de Cultura pedirá al Protectorado de Fundaciones del Ministerio de Cultura y Deporte la necesidad de que valore la intervención de la Fundación Selgas-Fagalde”.

Los dos tesoros

 

“Aníbal vencedor”, de Goya. | Un Goya vendido por la mitad de su valor

“Aníbal vencedor”, de Goya.

“Aníbal vencedor”, de Goya.

Primera obra maestra del genio aragonés. El lienzo “Aníbal vencedor” está considerado la primera obra maestra que pintó Goya. Ahora forma parte de la colección permanente del Prado, tras ser adquirido a la Fundación Selgas por Amigos del Prado a por 3 millones de euros, la mitad de su valor en el balance de la entidad.

La Inmaculada Concepción de El Greco | Una obra que pudo irse al museo de Budapest

La Inmaculada Concepción de El Greco. | L. M.

La Inmaculada Concepción de El Greco. | L. M.

Exportación abortada. El Ministerio de Cultura abortó la operación de exportación de la Inmaculada Concepción de El Greco, que la Fundación Selgas-Fagalde pretendía vender por 6,2 millones de euros al museo de arte de Budapest. Este verano pudo verse la obra colgada en la quinta de El Pito (Cudillero).

Compartir el artículo

stats