Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan José Omella pide que el caso de Novell no se convierta “en una novela morbosa”

El presidente de la Conferencia Episcopal Española afirma que “lo que hay que hacer es respetar y no machacar a las personas”

El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, pidió ayer no convertir en una “novela morbosa” el caso del obispo emérito de Solsona, Xavier Novell, cuya renuncia se ha ligado a una relación sentimental con una mujer y se ha relacionado con exorcismos y terapias de conversión homosexual.

“Lo que me duele a mí es que la gente inventa y ha oído una cosa, otra y van haciendo un relato un poco morboso, yo creo que hay que respetar la intimidad de las personas y, junto a esto, añadir que delante de una persona que tiene sus razones para dejar su ministerio o en una familia cuando llega un momento y se divorcian, lo que hay que hacer es respetar y no hacer de eso una novela morbosa y machacar a las personas”, dijo Omella este jueves en la sede de la CEE, en Madrid.

El cardenal arzobispo de Barcelona aseguró que “no sabía absolutamente nada” y que le “sorprendió la noticia, como a todo el mundo”. Además, agregó que comparte “el dolor de su familia y de la Iglesia de Solsona” donde han quedado “tocados”.

También indicó que “no” ha hablado con el ya exobispo de Solsona ante las recientes informaciones publicadas sobre los motivos de su renuncia, pero sí explicó que “el día que pasó todo esto” le mandó “un correo” ofreciéndole la ayuda de la Iglesia y Novell le contestó agradeciéndole esa oferta de ayuda. Por todo, reclamó “respeto” a la “dignidad” del obispo emérito de Solsona y de todas las personas, e invitó a valorar a “tantos obispos, sacerdotes y padres de familia que viven con fidelidad”.

Compartir el artículo

stats