Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Luis Velázquez echa a rodar en Gijón su primer largometraje

Aida Valladares protagoniza “Vamos a volvernos locos”, la comedia que paralizó el covid y que perdió a José Antonio Lobato

José Luis Velázquez, a la izquierda, dando instrucciones a los actores, ayer durante el rodaje. | Juan Plaza

José Luis Velázquez, a la izquierda, dando instrucciones a los actores, ayer durante el rodaje. | Juan Plaza

En marzo del año pasado todo el mundo pensó lo mismo, “vamos a volvernos locos”. Los chicos de “León Benavente” titularon así su último disco y el ovetense José Luis Velázquez decidió hacer lo mismo con su primer largometraje, que ayer comenzó a rodar en Gijón.

Una de las actrices, maquillándose para su interpretación. | Juan Plaza

En realidad la idea era haber hecho la película el año pasado pero la pandemia lo paralizó, como todo. El equipo de Desenfocado producciones se llevó otro palo, el fallecimiento del actor José Antonio Lobato, que iba a participar en la cinta.

“Vamos a volvernos locos” es el primer largometraje de la productora, una de las grandes familias del cine asturiano. Desenfocado se creó en 2014 y desde entonces, como explica Velázquez, “tenemos mucho metraje a nuestras espaldas, aunque sea en pequeños fragmentos de 15 minutos”. Esos metrajes cortos, son la larga lista cortometrajes que ha hecho hasta ahora Desenfocado producciones. Esos trabajos acumulan 40 premios en festivales nacionales e internacionales. “Esa trayectoria nos ha alentado para seguir trabajando y dar el paso definitivo al largo”, subraya el director, que destaca además como empezaron siendo un grupo de amigos y desde que se profesionalizaron en 2014 esa amistad se ha visto reforzada. Ahora, el equipo se ha aliado con otra productora, “La fábrica de humo” y cuenta con la colaboración de la televisión pública del Principado de Asturias.

Dulce Victoria, miembro de la productora y actriz que hace el papel de la hermana de la protagonista, Aida Valladares, explica el parón que supuso la pandemia pero también que ahora es el momento adecuado para sacar adelante el proyecto. Insisten tanto la actriz como el director que todo el equipo técnico y todos los actores son asturianos, algo que lleva a gala la productora, trabajar con gente de la tierra, “porque aquí hay enormes profesionales y grandísimos actores”, en palabras de Velázquez. Entre esos actores están Victoria y Valladares pero también Roberto Soriano, Manuel Pizarro o Pablo Castañón.

Ayer sonó por primera vez la claqueta de esta comedia con aire asturiano. “El peor momento ya ha pasado, las restricciones por la pandemia ya no son tan duras y ahora podemos trabajar siempre con precaución”, dice el director que apunta que además no es solo la cuestión física sino la psicológica porque “todos necesitábamos un pelín de tranquilidad para emprender el proyecto”.

José Luis Velázquez insiste en lo que dicen todos los profesionales del sector, que “Asturias es un escenario natural increíble, un lugar maravilloso para rodar”. Eso sí, también pide algo más de apoyo. Para este proyecto cuenta con el respaldo de algunos pequeños ayuntamientos asturianos “pero estaría bien que las grandes ciudades apostasen un poco más por lo de aquí”. “Soy de Oviedo y qué más quisiera yo que rodar en mi ciudad con la colaboración del Ayuntamiento. Por ahora no ha podido ser, no lo han visto adecuado”, concluye el director.

Y regresando al principio. La productora quiso utilizar de algún modo música de ese último disco de “León Benavente”, tampoco pudo ser, no por los músicos sino por la discográfica, que lógicamente quería cobrar lo estipulado algo a lo que una productora pequeña como Desenfocado no podía hacer frente.

Compartir el artículo

stats