Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fundación Selgas dice que vendió el Goya por más del precio “del mercado español”

López de la Cuesta, patrono-director, afirma que el hotel comprado en Sevilla permitió invertir 7,6 millones en la quinta de Cudillero y 3,6 en los jardines

La Quinta de los Selgas, en El Pito (Cudillero). | Luisma Murias

La Quinta de los Selgas, en El Pito (Cudillero). | Luisma Murias

La Fundación Selgas-Fagalde vendió el cuadro “Aníbal vencedor” de Goya a la Fundación Amigos del Museo del Prado por encima de los precios “del mercado español”. Además, los beneficios obtenidos permitirán acometer numerosos trabajos de mejora en la quinta de El Pito, en Cudillero. Así lo afirma José Luis López de la Cuesta, patrono-director de la Fundación Selgas, en un comunicado en exclusiva a LA NUEVA ESPAÑA tras las informaciones publicadas por este periódico sobre la venta del cuadro.

López de la Cuesta asegura que la operación “fue analizada en once reuniones del patronato, que consideró que la mejor decisión era venderlo”. Además, explica que la obra estaba depositada desde hace años en el Museo del Prado “como fruto de un acuerdo altamente beneficioso para Fundación Selgas-Fagalde que permitía cumplir con dos objetivos que configuran el objeto de la misma”. Entre esos objetivos están “el estímulo y difusión de la cultura” y para la Fundación “no hay mayor divulgación de una obra pictórica en España que su exhibición en el Museo del Prado”. La reina Letizia inauguró el lunes una exposición en la que se puede ver la obra de Goya. Otro objetivo es “conseguir asegurar el perfecto mantenimiento de la Iglesia de Jesús Nazareno, y del resto de bienes de La Quinta y garantizar todas las restauraciones, catalogaciones y trabajos necesarios para el mejor mantenimiento de La Quinta”.

Tras explicar que el cuadro fue comprado por Ezequiel Selgas “para su despacho en Madrid”, López de la Cuesta detalla que “se vendió a precio de mercado y más alto que las valoraciones de anticuarios y brókeres, que lo situaban en las condiciones de sólo mercado español en el entorno de 2.500.000 a 3.000.000 euros”. El lienzo fue adquirido por la Asociación de Amigos del Museo del Prado por 3,3 millones.

“El importe obtenido por la venta del cuadro ‘Aníbal’ de Goya, está destinado a la mejora y restauración del conjunto de La Quinta, a algunas actuaciones ya iniciadas como la fachada de la Iglesia de Jesús Nazareno y otros proyectos como es el caso de la fachada del Palacio. Igualmente, a incrementar el estudio y catalogación de las obras de arte, que hasta el momento ya se ha materializado en la restauración de diez obras y la catalogación y expertización de tres”, explica.

La Fundación Selgas-Fagalde, apunta, “es privada, no cuenta con ningún ingreso público” y destaca que todas las operaciones han sido refrendadas por unanimidad de los patronos”. En este punto hace referencia al hotel de Sevilla propiedad de la Fundación para explicar que “la compraventa de un hotel se analizó en las reuniones del patronato de las sesiones 03-12-2005, 23-03-2006 y 05-07-2006” y añade que “el hotel Sevilla Congresos es el bien económico que más apuntala el desarrollo de la Fundación. Los ingresos percibidos por el arrendamiento en estos catorce años y medio han sido de 18.785.390 euros con una renta anual de 1.511.717 euros, lo que supone una rentabilidad del 7,37 % y de un 9,4 % sobre recursos propios”.

Esta operación, aprobada en el patronato por unanimidad, “permitió incrementar, sensiblemente, los ingresos de la Fundación, habiendo revertido todos ellos en el mantenimiento y desarrollo de las actividades de la misma”. “Esta política de destinar todos los recursos a la mejora de La Quinta no es nueva”, añade. Y detalla que “en La Quinta se llevan invertidos 7.577.280,75 euros, además de inversiones en inmovilizado material, equipamiento y plantación en los jardines que ascienden a 3.650.000 euros, más los gastos anuales en restauración de las obras de arte (esculturas, tapices, pintura y artes decorativas)”. “Esta inversión ha sido posible gracias a los ingresos del hotel”, asegura.

El patrono-director de la Fundación subraya que la atención prestada “a Asturias y a La Quinta se ve reflejada en labores llevadas a cabo”, entre las que destaca la restauración y catalogación de todos los tapices, la restauración de todas las esculturas y de 45 obras pictóricas. Otras de sus iniciativas fueron las exposiciones del Cuaderno Italiano de Goya, de los bodegones de Luis Meléndez y del retrato español del Siglo de Oro, así como varias jornadas culturales y conciertos o la plantación de más de 400 árboles.

Añade López de la Cuesta entre las actividades de Selgas-Fagalde “la conexión con la universidad de Oviedo de la Biblioteca de Fundación, que permite facilitar su consulta por los universitarios asturianos” y que “la Fundación Selgas tiene abierta la Quinta a colegios, instituciones e investigadores en cualquier momento”, además del “préstamo gratuito de algunas de sus edificaciones: instituto de Enseñanza Secundaria, la casa cuartel de la Guardia Civil y la Capilla, destinada al culto (la Fundación Selgas-Fagalde corre con el mantenimiento de estas dos últimas edificaciones). Así como la apertura de La Quinta al público en general durante tres meses”.

López de la Cuesta recuerda que “la composición del Patronato es pública. En él están representados la Iglesia, el Gobierno asturiano, el Ayuntamiento de Cudillero y la Universidad de Oviedo. Las rotaciones de las personas van ligadas a estos cargos de modo que han ido cambiando a lo largo de estos años. También forman parte los patronos de designación directa por la familia”. En este caso, asegura que “los patronos designados por la familia estamos convencidos que las hermanas Fagalde se hubieran sentido muy orgullosas del reconocimiento que supone que el Museo del Prado reciba una obra comprada por Ezequiel Selgas”.

Compartir el artículo

stats