El perro es desde hace miles de años el mejor amigo del hombre. Con una inteligencia notable -algunos la equiparan a la de un niño de 2 años-, los perros son una excelente compañía para cualquier persona. Y también, como no, lo son especialmente para los más pequeños de la casa. Y es que nada hay mejor para un niño que un perro. Y a la vez, nada hay mejor para un perro que un niño. En su inocencia, ambos disfrutan con un único objetivo, jugar y pasarlo bien.

Sin embargo, no todas las razas son apropiadas para un niño. Los más pequeños pueden tener dificultades para destinguir entre un animal y un juguete, por lo que en ocasiones pueden surgir conflictos que pueden conllevar algunos riesgos. Además, los menores son proclives a generar situaciones estresantes que no todas las razas de perros toleran de la misma forma. En estas líneas, te mostramos algunas de las razas que mejor se complementan con los niños.

SCHNAUZER

La raza de los Schnauzer -que significa ´hocico´ en alemán-, puede tener tres tipos de tamaño diferentes: miniatura, estándar y gigante. Aunque las características son similares, nos centráremos en el tamaño pequeño, el más familiar. Una raza que proviene del perro castor y del perro ratero, de ahí a su capa de pelo dura. Amigables y cariñosos, los Schnauzer se integran bien dentro del ámbito familiar. Muy enérgicos y protectores, harán buenas migas con los niños, ya que son unos excelentes perros guardianes. Tampoco suelen tener, excepto si no están bien educados, problemas con otros canes.

GOLDEN RETRIEVER

El Golden Retriever es un perro ideal para toda la familia, pero especialmente indicado para los niños. Con un tamaño medio-grande, es una raza muy versátil, ya que aunque cuenta con características para la caza, también es un perro muy cariñoso y con facilidad para el aprendizaje. Prueba de ello es la cantidad de retrievers que son utilizados como perros guía. No les gusta pasar mucho tiempo a solas, son pacientes y son extremadamente cariñosos, por lo que resultan ideales para los más pequeños.

DÁLMATA

Tremendamente leal, sociable, listo y audaz, les encanta la compañía de los niños y se adaptan a cualquier situación de la vida cotidiana. Los dálmatas son perros con un carácter inteligente y con facilidad para ser adiestrados. Además, no se caracterizan ni por ser agresivos ni nerviosos, un punto fundamental para que los elijamos como mascotas para los niños.

YORKSHIRE TERRIER

Con un tamaño pequeño -menos de 3,5 kg-, esta raza es producto de la combinación de terrier escocés e inglés. Se trata de un buen perro de compañía. Con pelo abundante de color gris acero y brillante, es juguetón, divertido y se lleva muy bien con los niños, ya que le gusta ser el centro de atención. Bien educado, es un perro ideal para la vida familiar.

SAN BERNARDO

Otro de los perros idóneos para el ámbito familiar. Estos perros, originarios de los Alpes suizos y del norte de Italia, son tranquilos y bonachones, por lo que son capaces de mantener la calma en cualquier situación. Incluso ante cualquier situación de estrés que puedan generar los más pequeños de la casa. Por ello, es considerado como uno de los mejores "perros niñeras" que existe, dada su inmejorable relación con los menores, a los que adora